viernes, 1 de agosto de 2008

Todos somos potenciales sospechosos

"Nos han tratado como a criminales". Tal es la conclusión de un ecuatoriano que, con su mujer y su hija de dos años, tuvo que permanecer casi una semana en un campo de retención para inmigrantes “ilegales” (¿no recuerda semejante denominación a los campos de concentración nazis?) habilitado por el Gobierno francés en Rennes (Bretaña).
El desafortunado suceso es uno de los primeros de los muchos que presumiblemente ocurrirán en territorio de la Unión Europea con la aprobación de la directiva de retorno y de las políticas nacionales que en materia de inmigración convierten a toda persona en potencial sospechosa de haber entrado ilegalmente en zona reservada.
Lo más cruel del caso es que la familia ecuatoriana víctima de esa situación reside regularmente en Bélgica, su hija tiene nacionalidad belga y ¡estaban de vacaciones en Francia!
Con sucesos así, a uno no le queda más remedio que pensar que todos, incluso los “legales”, y especialmente los que somos más morenos que la media, somos potenciales sospechosos.

4 comentarios:

Yass dijo...

y tienen la cara de autodenominarse "mundo civilizado"... Sin comentarios


Un saludo

Julio Torres dijo...

Non hai dereito...Que inxusto. Isto lémbrame, noutra orden de cousas, o feito de que nos cobren un canon porque xa se entende que o usamos para oscuros intereses. ¿E a presunción de inocencia da Constitución? (Parte por certo, que é obxecto de especial protección e que está amparada directamente polo Tribunal Constituacional). En fin, que existen moitas inxusticias e a da directiva europea é outra. Dará que falar moito máis do que xa dou...

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Guillermo Pardo dijo...

Estes temas son moi serios porque acaban extendéndose sen que nos deamos conta, e acortan dereitos fundamentais, como o de circular libremente polo mundo. Saúdos.

bernalrevert dijo...

Qué barbaridad.