sábado, 12 de mayo de 2007

Félix Soria: "Hay pocas cosas tan satisfactorias como pensar en voz alta"

Quien no conoce a Félix Soria no sabe hasta qué punto es entrañable: es el único hombre que conozco que besa a los hombres, rasgo oriental que valoro, pues no veo por qué el besuqueo salutatorio tiene que ser de exclusividad femenina. Su fidelidad como amigo me honra y le engrandece, su solidaridad como compañero me conforta y le ennoblece. Es periodista desde hace 31 años, de ellos 20 en La Voz de Galicia. Si Nacho de la Fuente y yo estamos sentados a cinco metros uno de otro, Félix y yo lo estamos a diez. Más distancia, pero no menos afecto. Es esta, pues, una cita EntreBlogueros.

-¿Por qué Im-Pulso, con guion?
-Para impulsar la vida, para que avance, es preciso pulsarla. Algo así como estudiar para actuar.
-El lema de tu bitácora dice: “Satanizar, endiosar y creer es más cómodo y rentable que analizar, contextualizar y dudar”. ¿No suena a reproche?
-Más que un reproche es una constatación. Todos seguimos, en mayor o menor medida, aferrados al simplismo del premio-castigo, pecado-penitencia, blanco-negro, bueno-malo… Las cosas sólo pueden ser sencillas, comprensibles, cuando somos capaces de aquilatarlas sin miedo a los matices.
-¿Cómo debe entenderse que satanizar es más rentable que analizar?
-
Pensar fatiga e incluso puede perjudicar y dificultar la felicidad personal. Nada más fácil para creerse feliz que cerrar los ojos y satanizar o endiosar.
-
Tu trabajo es muy completo, riguroso y denota gran dedicación. ¿Compensa el tiempo y el esfuerzo?
-
La primera compensación es personal: aprender. Y luego, en ocasiones, lo que has aprendido resulta que puede ser útil para otros, lo que a la postre es una forma de combatir la ignorancia y la iniquidad.
-
En tu bitácora hay muchas bases de datos y enlaces con ellas, ¿obedece eso a un criterio de servicio personal o a satisfacer una demanda?
-
Sencillamente, ofrezco lo que sé, lo que creo saber y, sobre todo, lo que otros me han enseñado. Comprender o sentir algo y no compartirlo es absurdo. ¿De qué me serviría aprender, amar, viajar, jugar o reír si no lo comparto?
-
¿Escribimos para comunicarnos o para que nos lean y comenten?
-
Hay quienes, efectivamente, escriben por una imperiosa necesidad de comunicarse, acaso sin objetivo y sin esperar nada a cambio. Pero son los menos. En el fondo, casi todos esperamos una correspondencia, aunque sólo sea un guiño de complicidad, un poco de calor humano, una crítica…
-Y tú, ¿por qué escribes?
-Aprendí a escribir a los dos años, hojeando La Vanguardia (me crié en Barcelona) extendida sobre una mesa de la casa de comidas en la que trabajaba mi madre y los domingos por la mañana, sentado al lado de mi padre. Poco después descubrí que escribir es como hablar con los otros que habitan en uno mismo. Y 50 años después aquel “im-pulso” inicial, aquel placer, sigue vigente; pero ahora también escribo para formar parte de la colectividad. Es un cordón umbilical.
-Muchos periodistas administran bitácoras. ¿Es una forma de reivindicación o una manera de decir que las cosas se pueden contar de otro modo?
-
La vida tiene más de tres dimensiones y en la bitácora el periodista se puede permitir el lujo de tener todas en cuenta, y ser fieles a nuestros criterios y valores, sin reservas. También hay quienes siempre tienen reservas, que por legítimas no dejan de ser lo que son: convencionalismos y, a veces, egoísmos.
-
¿Cambiará el bloguerismo el modo de hacer periodismo?
-
Ya lo está cambiando, pero cuesta admitirlo, sobre todo a quienes siguen aferrados a las rutinas informativas. Hay periódicos impresos y electrónicos que ya utilizan las bitácoras para “oxigenar” la información. El fenómeno blóguer es un síntoma que, aparte de otras cosas, constata que miles de personas, acaso las más sociales, se sienten insatisfechas con la información y las opiniones que difunden los medios.
-
¿Tiene consistencia el concepto “periodismo ciudadano”?
-Si por periodismo ciudadano se entiende que toda persona puede ejercer de informador, la expresión es la simple constatación de una evidencia. Otra cosa es la profesión de informar, que requiere mirar, que no es igual que ver; escuchar, que es mucho más que oír; e interpretar, lo que exige ir más allá de las convicciones particulares.
-
Hablando de conceptos, dos más: información y opinión. El periodista debe distinguirlos, ¿y el bloguerista?
-En mi opinión, una bitácora no debería ser un medio de información al uso. En mi caso, la bitácora me obliga a racionalizar la realidad que percibo. Escribir exige repensar. Luego, cojo esos pedazos de realidad, los envuelvo con mis sensaciones y pensamientos, los expongo y espero a que alguien los lea, los aproveche o los repudie. Cuando repudian lo que escribes también has conseguido lo que te proponías: dar que pensar.
-
En cualquier caso, ambas ideas parecen cada vez más difusas...
-
Las apelaciones a la objetividad están emparentadas con las apelaciones al apoliticismo. Interpretar es inevitable y necesario, la información sin contextualizar está coja. Y que conste que interpretar no es tergiversar los hechos y opinar no es hilvanar obviedades.
-
Tus textos son fundamentalmente de opinión sobre cuestiones de actualidad. ¿Es una manera de decir que hay demasiada información?
-
Hay demasiada información sesgada, amén de que abundan las nimiedades. Uno de los grandes logros del poder económico y político es haber logrado que los ciudadanos se interesen por tonterías y antepongan lo personal a lo colectivo.
-En ellos das caña a los políticos y a la Iglesia. ¿Tan lejos los ves de la realidad social?
-¡Ya son demasiados los políticos profesionales que viven en burbujas de irrealidad o de interés! Y de la Iglesia, ¿qué decir? Allá por el siglo III después de Cristo la corte papal descubrió la utilidad de las mixtificaciones y reescribió los significados de Jesús el Nazareno. Los cristianos me merecen máxima consideración, en tanto que la curia me repugna porque insulta a la inteligencia y falta el respeto a los creyentes.
-¿Hasta qué punto crees que influyen las bitácoras en la opinión pública?
-Influyen en personas que a su vez influyen en sus próximos. Es una cadena pesada y lenta, pero de eslabones fuertes. No obstante, ya hay bitácoras que tienen cientos de lectores fijos. La cosa irá a más, a trompicones, porque la Blogosfera siempre da dos pasos adelante y uno atrás, que es la forma más natural de asegurar la cuarta zancada.
-¿Llegarán a ser decisivas en la inclinación del voto político?
-A medio plazo influirán más, sí, pero que sean decisivas es mucho decir.
-En alguna parte he leído que el bloguerista es un solitario. ¿Lo compartes?
-
Los hay. Yo cuando escribo prefiero estar solo, pero mi vida carecería de sentido si prescindiera de quienes me rodean, empezando por mi compañera y acabando con mi gato. Creo que nos necesitamos unos a otros más de lo que creemos o admitimos. Siempre he procurado ser independiente, “desteté” con sólo 17 años, pero necesito a los demás y me complace que sea así.
-Empezaste tu bitácora en junio del 2006 y llevas ya casi 40.000 visitas, que son muchas para un año. ¿Te han amenazado o has pensado en dejarlo?
-He recibido insultos y un par de amenazas, lo que constituye un motivo para seguir tecleando.
-¿Necesita el sentido común un código de conducta?
-Más que por su grado de cumplimiento o porque eviten aberraciones, los códigos de conducta son útiles como recordatorio. Crean conciencia.
-Tres consejos para neófitos.
-La verdad es que como bloguero todavía soy un “chaval”. Lo único que me atrevo a decir es que pocas cosas hay tan satisfactorias como pensar en voz alta y descubrir que formas parte de la humanidad, incluidos quienes discrepan con tu propia visión de las cosas. Mis tres consejos son: no satanizar, no endiosar y dudar. Por cierto, al principio me has abrumado al decir que te honras con mi amistad y quiero que sepas que me siento feliz con la tuya.

[Lo esencial] y [Lo más leído] de Im-Pulso

10 comentarios:

Yassin Al-Hussen dijo...

Excelente entrevista a un gran periodista, descubrí su blog hace unos días y me encantó su estilo en el manejo de datos precisos de forma racional y objetiva...

Un saludo

Guillermo Pardo dijo...

Gracias, Yassin, por tu visita y tus comentarios. Saludos

Jovekovic dijo...

Hola Guillermo Migramundo, paso a saludarte y agradecerte de nuevo tu visita. Interesante entrevista a Félix Soria, del que conozco también su - cómo el tuyo- excelente blog. Nos seguiremos leyendo, pero dentro de unos días porque mi ordenador necesita atención médica urgente. Gracias.
PD: no soy ni caballero ni dama, soy un plebeyo republicano, jacobino de izquierdas y catalán. Luego en el PP no me quieren ver ni en pintura, lo que siempre es una ventaja.

Markota dijo...

Hola, Migramundo. ¡Qué agradable sorpresa venir por aquí y encontrar esta entrevista que le hiciste a mi apreciadísimo Félix!
Félix, no sabes cuánto me identifico con tu forma de ver la vida (o tal vez lo sabes mejor de lo que me imaginaba).
En tus textos, que aprecio y admiro, encuentro rigurosidad, solidez intelectual y puntos de vista; pero, también encuentro poesía. Me encanta ese fragmento de esta entrevista en el que dices que: "Escribir exige repensar. Luego, cojo esos pedazos de realidad, los envuelvo con mis sensaciones y pensamientos, los expongo y espero a que alguien los lea, los aproveche o los repudie".
De otro lado, quiero hacer mías tus palabras cuando aseguras que: "Poco después descubrí que escribir es como hablar con los otros que habitan en uno mismo". Eso es lo que yo siento.
Un abrazo para el entrevistador, para el entrevistado, la compañera del entrevistado y el gato.
Migramundo, qué bueno fe recibir tu visita. Eres bienvenido a mi casa.

Félix Soria dijo...

A veces me preguntan qué es la Blogosfera. Y en esas ocasiones, quizá para evitar simplezas y argumentos débiles, me lanzó a la búsqueda de razones sesudas y elaboro --o lo intento-- teorías más o menos consistentes.
Sin embargo, cuando charlo con Guillermo Pardo o Nacho de la Fuente --¡es un lujo tenerlos cerca!--, o cuando leo bitácoras como Markota, La Otra Agenda, Tíscar, Berra-Boi, Según Como Se Mire y tantas otras, me digo "¿para qué te engañas?": la Blogosfera es, ante todo, una suma de personas que contienen otros tantos mundos y, curiosamente, acostumbramos a olvidar o infravalorar justo eso, que los blogueros estamos --acaso sin darnos cuenta-- poniendo en valor la colectividad y la desaprovechada capacidad que tenemos de convivir sin renunciar a nuestras filias y fobias...
Poco a poco, la Blogosfera se ha convertido en un reflejo de la vida; por tener, hasta tiene sus miserables y sus resentidos. Pero sobre todo tiene personas con ganas de pensar en voz alta y de escuchar (leer) a los demás, en el ruidoso silencio que siempre flota sobre el teclado.
Marta, Guillermo, Nacho, David... Gracias por estar ahí.

Martín Bolívar dijo...

Una entrevista excelente, con preguntas inteligentes como para despertar la curiosidad del lector; y un entrevistado que nos deja unas respuestas claras y precisas, llenas de criterio y sentido común. Realmente un trabajo profesional magnífico.

Una mujer desesperada dijo...

me ha encantado eso de que hay mucha información sesgada. imagino que por eso tantos periodistas tenemos un blog. buena entrevista!

Guillermo Pardo dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras visitas y comentarios. El entrevistado lo merece...

Jove: Es la primera vez, que yo sepa, que vienes a visitarme. Serás siempre bienvenido, etiquetas al margen.

Marta: En efecto, hay poesía en las respuestas de Félix, pero es que todo él es un poeta, incluso cuando hasta cuando escribe de economía. Veo que te ha calado la entrevista y me alegro. Un abrazo para ti también.

Félix: Buena definición de blogosfera. Voy a utilizarla para un post. Hay mucha filosofía en ella. Un biquiño entreblogueros.

Martín: Me abrumas con tus palabras, que me parecen sentidas, lo cual agradezco. Tu trabajo blogueril es también muy interesante. Saludos.

Mujer: No te veo yo nada desesperada, pero si en algún momento lo estuvieses aquí tienes un pequeño espacio de "mi gran mundo" para que te desahogues, sin sesgos de ninguna clase. Buena observación periodística la tuya. Saludos.

[La otra agenda] dijo...

Esta mañana al repasar mi agregador de noticias ha sido una buena sorpresa encontrarme esta entrevista en Migramundo. Es curioso, a lo largo del día he recordado un par de veces que estaba ahí (aquí) esperándome.
Por fin he encontrado el momento de leerla y no me ha decepcionado.

Dices que "uno de los grandes logros del poder económico y político es haber logrado que los ciudadanos se interesen por tonterías y antepongan lo personal a lo colectivo". Cada día, en cada rincón, también en la blogosfera, es posible encontrar muestras de que así es.
Afortunadamente, leyendo Im-Pulso, Migramundo y otros cuantos espacios en internet uno recupera la esperanza.
Gracias.

Guillermo Pardo dijo...

Gracias, David. Coincido con Félix en lo que citas, que cada vez va a más, como una bola de nieve que sólo se puede tratar de derretir pensando en voz alta, como haces tú en tu estupenda bitácora. Saludos.