jueves, 9 de agosto de 2007

De lo imperfecto, lo peor

Es increíble la capacidad de los seres humanos para elegir, entre lo imperfecto, la peor de las opciones posibles. Es como la ley de Murphy de la elección: elige lo más chusco y elogiarán tu buen gusto. Pongamos dos ejemplos.
El primero: la familia real española. ¿Cómo es posible que se aireen sus vacaciones cuando no sabemos en qué se invierte el presupuesto, extraído de fondos públicos, de la casa real? Es como decirles nuestros hijos: “Fíjate en esas personas: representan al Estado, no rinden cuentas, les pagamos las vacaciones y se las publicitamos como paradigma de glamur”.
Segundo ejemplo: los políticos. ¿Conoce alguien a alguno que obtenga en las encuestas una puntuación superior al 5,5? Pues por ese aprobadillo, y aún con suspenso y todo, disfrutan de unas buenas vacaciones, que son presentadas como ejemplo de lo que se puede hacer sin mayor esfuerzo. Es como decirles a nuestros hijos: “Si sacas 5,5 de nota media tendrás derecho a unas vacaciones de ensueño”.
¿De verdad no tenemos mejores ejemplos que mostrar?

Mangas Verdes: Valoración de líderes

5 comentarios:

ICHIARA dijo...

Las prioridades informativas de bastantes medios en este país, e intuyo que del resto, son vocacionalmente exhibicionistas, de escaparate, y la muestra es cómo presentan año tras año las “merecidas vacaciones” de los que, posiblemente, menos las merecen, y cómo pavonean el lujo y el descaro de gentes sin oficio pero con mucho beneficio. El mensaje, como muy lúcidamente apuntas, sería algo así como no la dobles mucho y te damos el primer premio.

Soy seguidora de tu blog, lo conozco por Makiavelo y me inspira.

Saludos Guillermo.

Una mujer desesperada dijo...

buenísimo, lo del 5,5 es muy muy revelador, ja ja ja ja ja ja

Martín Bolívar dijo...

Los medios informativos tienen prioridades extrañas, en mi modesto entender. Destacan dos o tres cosas: los presupuestos, los candidatos a las elecciones y la subida de tasas e impuestos. Ah¡, me olvidaba, también de las vacaciones, en la época estival en que hay pocas noticias. Y del ciudadano, nada de nada.

Viguetana dijo...

La verdad es que lo de los políticos tiene delito... ¿Qué empresa pondría como director general a un tipo que no supera el 5,5?
Lo de la monarquía y sus vacaciones... pues... ¿qué quieres que te diga?
VISCA LA REPÚBLICA!!
:-P

Guillermo Pardo dijo...

Los medios de comunicación nos dan lo que aceptamos consumir, de otra manera no podrían mantenerse. Yo los veo como una consecuencia más de la sociedad en que se desarrollan, de la que no pueden abstraerse.
Bienvenida Ichiara y gracias por tus palabras. Saludos para todos.