lunes, 6 de agosto de 2007

La diana quiere dar en el PIB

Es posible que sea paranoia o simple percepción, pero últimamente no hago más que encontrarme con noticias que hablan de venta de armas. Quizá sea casual, sin embargo...
Desde el término de la Segunda Guerra Mundial el comercio armamentístico ha ido creciendo como los hongos entre la humedad del bosque, hasta que el Muro de Berlín fue reducido a suvenirs y el enemigo americano se convirtió en tovarich y éste cambió el vodka por güisqui para templar sus gélidas noches.
La industria armamentística no podía, sin embargo, mantenerse mucho tiempo en dique seco, como la flota pesquera amarrada al noray del olvido, entre otras razones porque buena parte del producto interior bruto (PIB) de los países más ricos depende de la pólvora. Y ya se sabe que pólvora mojada... Así, pues, a falta de guerra fría había que calentar el ambiente y echar leña al fuego allí donde mejor puede arder: Oriente Medio, Afganistán, África, Irak, Irán, Corea... Si ves humo, es que hay fuego, ¿no? Y si no lo hay, hagamos que lo parezca. Contra el fuego, mangueras: misiles, submarinos, barcos, fusiles, minas...
Siempre ha habido dianas a las que apuntar porque siempre ha habido gatillos que apretar y cazadores dispuestos a hacerlo. Y en medio de la manzana, el gusanito: diamantes, petróleo, café, caucho, amapola, coca, agua... En los extremos, por si acaso, el proveedor: el vecino, el hermano, el correligionario, el camarada, el enemigo, incluso el amigo. Todos compran, todos venden, todos anhelan engrasar su maquinaria y engordar su cuenta.
Incluso los que siempre han hecho de diana quieren dar en el PIB. ¿Me estaré volviendo paranoico?

Comercio de armas
Armas bajo control
Informe: armas sin fronteras
El fantasma del rearme
Noam Chomsky: ¿Guerra justa? Difícilmente

4 comentarios:

Daniel Basteiro dijo...

A mí me pasa lo mismo, hasta la indignación:
http://www.adn.es/mundo/20070806/NWS-0388-EEUU-Kalashnikov-Irak-destinadas-desconoce.html

Una mujer desesperada dijo...

leí ayer en el blog de oh diosa que ahora han lanzado una bala infalible, que sigue al blanco. te juro que es para llorar, guillermo.

Makiavelo dijo...

No es paranoia Guillermo, es el predicamento de un horror que no sé dónde nos va a llevar. El todo vale cuando se tienen por delante duros con los que engordar el patrimonio (sea privado o estatal) es deshonesto, delictivo, inhumano. Mientras esto ocurre nos pillamos el cabreo, y una copita de absenta para olvidar.

Saludos.

Guillermo Pardo dijo...

Eso de la bala "inteligente" pone los pelos de punta, pero me lo creo. Sin embargo, prefiero la ginebra, pues me temo que la absenta acabaría demasiado pronto conmigo y todavía quiero dar un poquitín más de guerra. Saludos.