sábado, 4 de agosto de 2007

Un buen momento

Está diluviando, amor. Diluvia tropicalmente, como en Shangai, La Habana o Malibú.
Es el momento perfecto para salir a la calle y mojarnos al calor de este trópico utópico que se pega como gorrón apremiado por carpanteros tormentos.
Mojarnos y apretarnos, sentir nuestros cuerpos húmedos y tus pezones castigando mi pecho, morrearte bajo esta tórrida cascada celeste y aferrar mis manos allí donde tus glúteos adquieren sólida turgencia.
Sí, es buen momento para amarte y pedirte que no pierdas nunca la invitación que las niñas de tus ojos esconden bajo la falda, porque no pienso rechazarla.
Es buen momento para amarte y decirte, amor, amor torrencialmente tórrido, que te amo.

free music

3 comentarios:

burdeos2004@hotmail.com dijo...

eehhh???

Makiavelo dijo...

Esta escena me recuerda a Mickey Rourke con la Basinger durante el rodaje de 9 semanas y media, que decía que no sentía las piernas, como Rambo en Vietnam.

Gracias por describirla con tanto detalle, porque cada vez que he intentado barjarme la película venía censurada.

Un saludo.

Guillermo Pardo dijo...

Lo has pillado muy bien, Maki. Uno no siempre encuentra cabos por los que asir lo sublime. Gracias y saludos.