viernes, 7 de diciembre de 2007

¿Qué haremos cuando ya no estés, George?

Hay que reconocer que, para bien y para mal, la personalidad del presidente de los Estados Unidos (de América, no confundir) da para mucho. Su mandato, que por fin toca a su fin, es de los más nefastos de la historia de ese peculiar y sorprendente país y nos deja ríos de sangre, sufrimientos inconsolables, dolor inconmensurable..., pero también anécdotas desternillantes. De lo primero hablamos y nos hablan todos los días, de lo segundo sólo de vez en cuando. ¿Qué haremos cuando ya no esté en la Casa Blanca? ¿Quién nos va a divertir con sus meteduras de pata y sus gazapos lingüísticos?

No hay nada más profundo que reconocer el derecho de Israel a existir. Ese es el pensamiento más profundo de todos. No puedo pensar en nada más profundo que ese derecho.
[+] La Otra Agenda.

MM. George W. Bush: "Sé lo que es un besugo"

6 comentarios:

Makiavelo dijo...

Creo que cuando el payaso se marche, la triste herencia que deja será dificil de enmendar.

Saludos.

Eifonso Lagares dijo...

Déjale que se vaya de una vez, bastante mal ha sembrado en su mandato. Difícil superarlo. Pero nunca se sabe.
Saludos

Desesperada dijo...

yo también creo que debemos dejarle ir... aunque, como dice el refrán, otro vendrá que bueno me hará... ¿recordais lo capullo que nos parecía su progenitor? él lo ha superado con creces!

Alicia dijo...

Ya ví el post de David..tiene tela.
Yo creo que el alcohol hace mucho daño.
Un beso Guillermo!.
Lápices

Guillermo Pardo dijo...

¡Esperemos que quien venga después no nos haga anhelar a este! Ya sabéis aquello de "otro vendrá..."
Saludos. Gracias.

Waiting for Godot dijo...

Al final a cada cochino... Besos.