sábado, 2 de febrero de 2008

Siervos de alianzas criminales

Leo que Xosé Luis Barreiro Rivas, politólogo gallego católico, apostólico y romano, arremete de nuevo contra su Iglesia a causa de la última salida de tiesto de la Conferencia Episcopal Española, que, una vez más, se posiciona políticamente en plena campaña preelectoral.
Extraigo el siguiente párrafo del artículo sabatino de Barreiro Rivas en La Voz de Galicia:

La Iglesia que firmó los concordatos con Hitler, Mussolini y Franco, y que mantuvo sus capellanes en las cárceles del horror y en los campos de exterminio, se escandaliza ahora porque el Gobierno trate de negociar la paz con ETA. La Iglesia que no es capaz de condenar la pena de muerte, que la mantiene en su catecismo oficial, y que salva la cara pidiendo que no se aplique donde ya no se aplica, pero que jamás denuncia el atroz escenario penal norteamericano, nos viene ahora con la monserga indecente del «orden moral objetivo». La Iglesia española, que se mantuvo asquerosamente callada durante la guerra de Irak (150.000 muertos), y que no hizo un solo comentario cuando Ana de Palacio se vanagloriaba de que «ayer empezó la guerra y hoy bajó el petróleo», está atribulada porque existe la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Las cínicas palabras de los representantes eclesiásticos causan un daño moral y una crispación absurda, casi siempre en período electoral, que ya no sorprende a nadie y menos quienes hace mucho dejamos de creer en ellos y en "su Iglesia", como tampoco sorprende que estos siervos de alianzas criminales sigan dividiendo y utilizando perversamente el sistema legal para justificar posturas inaceptables.
Sorprende, sin embargo, que el Gobierno se empeñe en aplicar tiritas a una situación que sólo se resuelve con un bien afilado bisturí de cirujano.

¿Por qué se enfada el PSOE ante la actitud de la Iglesia?

"No hay democracia sin moral" (Católica, por supuesto)
La Iglesia católica contraataca
¡No vapuleemos a los obispos!
Los obispos y la política
Al César lo que es del César
La hipocresía y la mala memoria de la Conferencia Episcopal
Así ven los humoristas la postura política de la Iglesia

Viñeta: Pinto & Chinto en La Voz de Galicia

7 comentarios:

Nanny Ogg dijo...

La Iglesia, en su línea. No sé por qué sorprende a nadie que quieran influir en política, es natural, extrañan los tiempos en que todo pasaba por sus manos y dominaban cada paso de la vida humana.

fernando dijo...

nadie va a votar a tal partido porque lo diga la Iglesia. NO somos bobos.

un abrazo.

entrenomadas dijo...

A mí me parecen extaterrestres. Así de clarito o mejor dicho así de turbio hablan.
País!!!

Besos nada eclesiásticos

Martín Bolívar dijo...

Muy preciso el comentario de este buen periodista gallego y muy bien por haberlo seleccionado.

Irreverens dijo...

Sí, muy bueno el texto.

Y en cuanto a la Iglesia... ¡cómo me cansa ya, de verdad!

Guillermo Pardo dijo...

Cada loco con su tema, ¿no? Pues allá ellos. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar.
Saludos y gracias por visitarme.

June Fernández dijo...

Amén.