viernes, 28 de marzo de 2008

Compasión, por favor

Algunos que se consideran literatos deberían comprender
que lo bueno de la literatura es leerla,
no escribirla para hacérnosla padecer.

9 comentarios:

entrenomadas dijo...

Ufffff

Irreverens dijo...

¿A quién va dirigido esto, exactamente?
:P

Aldabra dijo...

¡¡ que cáustico!!... pero hay mucho de verdad en lo que dices.

buen fin de semana, con un buen libro, que alguno hay... je je je

bicos,
Aldabra

aná dijo...

Tienes razón, tengo que leer bastante más.
Un saludo.

Astrolabio-jsa dijo...

Me vas a disculpar, Guillermo, pero no te entendí. ¿Quieres decir que no te gusta escribir literatura? ¿Que no es bueno escribir literatura?
O te refieres al marketing que nos convence de la "genialidad" de un sujeto que dice ser escritor...

Guillermo Pardo dijo...

Parece que algunos no habéis comprendido este post, pero es bien sencillo. Dice que algunos se creen escritores y, en su infinita ingenuidad, nos pasan constantemente sus "conocimientos literarios" y "su literatura" por los morros como si, después de ellos, ya no hubiese nadie más. Son los "literatos" por excelencia, los que han escrito un libro y piensan que han hecho saltar la banca o dado un vuelco a la literatura; los que han escrito veinte y todavía no han aprendido que sin lectores no son nadie y que nosotros, los lectores, exigimos un mínimo decoro literario para no tener que seguir sufriéndolos, incluso como tertulianos, opinadores, gurús de pseudomovimientos que se han sacado de la manga para vivir de la sopa boba. A esos, vanidosos necesitados de cura de humildad urgente, hay que recordarles que lo gozoso de la literatura es leerla para aprenderla y, después de sedimentada, esparcirla. O escribirla, como prefiráis.
Saludos y felices lecturas.

Desesperada dijo...

felices lecturas, jajajajaajaja, muy buena esta entrada!

white dijo...

Es cierto la verdad hay literatos como tu los describes, que se vuelven tan soberbios y creen que sus interpretaciones son magnificas siendo que la magnificidad se la da quien lo lee.

Nanny Ogg dijo...

Uf, se me vienen a la mente unos cuantos de esos "literatos" (y no todos famosos...).

Besos