martes, 15 de abril de 2008

¿De qué pasta están hechos?

Transcribo de Historias de Áfrika:

[...] No sé como pueden soportar el estrés que tiene que producir vivir sin saber ni dónde ni cómo está su familia, la inseguridad de su trabajo, la orden de expulsión del país, la soledad... Y no se quejan. Y sonríen. Y dan gracias a Dios.
[...] ¿Pero de qué pasta están hechos los africanos?

Es una buena pregunta para la que no se me ocurre siquiera una mala respuesta. ¿Cómo intuirla apenas si no es mirando dentro de nosotros mismos para tratar de comprender qué nos impulsa a mantenernos firmes, siendo, como somos, juncos a merced de la corriente?
Me temo que aún así la respuesta estaría incompleta sin la experiencia de vivir en ese otro lado del mundo en el que la vida pende de un suspiro en forma de magro alimento, de la ignota compasión de los negreros o de una naturaleza cada vez más castigada por quienes deberíamos atesorarla.
Hay preguntas, ciertamente, cuyas respuestas no se encuentran en este lado del mundo.

8 comentarios:

Nanny Ogg dijo...

¿De qué pasta está hecha toda esa gente que ha salido a luchar fuera de su país? Sólo ellos lo saben...

Casshern25 dijo...

La supervivencia supongo que les mueve, la ignorancia tal vez, mejor dicho las falsas esperanzas sacadas de un anuncio de cocacola visto en no sé donde... quien sabe. Lo peor es que cadaa vez tendrán que morir más de ellos para los que estamos a este lado sigamos igual.

Eifonso Lagares dijo...

La necesidad mezclada con la esperanza les debe dar una fuerza suplementaria a todos los niveles de su vida.
Con todo la pregunta es para pensar y mucho.
Un saludo

Aldabra dijo...

a mí sólo se me ocurre una respuesta: "Necesidad obliga"

bicos,
Aldabra

Elena dijo...

Tienen un optimismo y una fuerza que me dan envidia sana. Gracias por la cita, Guillermo, y un abrazo.

madegalicia dijo...

Hola Guillermo! Ya tenemos página web propia (con blog!) que espero actualizar con frecuencia. Gracias por los contactos que han sido muy buenos.

Un saludo

Alicia

Yo también me pregunto de qué pasta están hechos. Y creo que es algo que ya pocos recuerdan: de sacrificio, empeño y entusiasmo. Somos nosotros los blandos.

Guillermo Pardo dijo...

Creo que las ganas de comer nos mueven a todos, y a ellos quizá también los deseos de deslumbrarse con las luces de neón.

Alicia: Me alegro de que los contactos que te facilité te hayan servido. Vuestra página está muy bien. Hablaré de ella.

Gracias a todos. Saludos y besos.

Waiting for Godot dijo...

Se encuentran en nuestro corazón. Besos.