sábado, 26 de julio de 2008

Maestros del swing

En una entrada reciente reflexionaba sobre el socorrido recurso de la publicidad a las emociones para atrapar voluntades y tocar la fibra sensible del receptor. Pues bien, los estrategas de márketing de los partidos políticos son auténticos maestros del swing. ¡Lástima que todo se quede en música!
He aquí tres buenos ejemplos:

Hadas (Israel, 1992)
El Olivo (Italia, 2006)
Partido Justicialista (Argentina, 2007)

3 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

En los cursos que imparto sobre publicidad y marketing, siempre les pregunto a mis alumnos: "¿Qué vende un político en su campaña?". Suelen responder que "mejoras sociales", "elevar el nivel de vida" y hasta "polideportivos".

"No", les respondo, "el político vende humo. Y cuando votamos, votamos humo, sólo ilusión, promesas".

Martín Bolívar dijo...

Qué acertada la opinión de un experto, Manuel Ortiz. Qué acertado el comentario de Migramundo. Lo peor es que todos conocemos políticos profesionales, es decir que quieren vivir con buenos sueldos de la políticos y que, en algunos casos, lo digo a ciencia cierta, cuentan con el apoyo de los periódicos, a su vez apoyados por algunos empresarios. Todo para que el poder siga siendo de una minoría a costa de una mayoría. Es esto de que el listo vive del tonto y el tonto de su trabajo. Habría que incluir en este apartado la lectura del libro La economía canalla de una autora italiano cuyo nombre no recuerdo y creo haber leído una referencia en este blog. No sé si lo que he dicho tiene relación pero habría que buscarla en España en la cultura del ladrillo, donde se mezclan políticos profesionales y empresarios chapuceros.

Guillermo Pardo dijo...

Me suscribo a vuestros comentarios y me permito una sugerencia: contra el humo, ¡mascarillas!

Saludos y gracias por vuestros aportes.