sábado, 10 de octubre de 2009

Miserables genios

Sorprende la frescura con que algunos individuos ponen de manifiesto sus miserias morales en determinadas cuestiones. Incluso, produce una cierta admiración que suelten la lengua con resabio académico, como si tuviesen la certeza de que quienes los escuchamos somos unos párvulos.
Sorprende, por ejemplo, que un sujeto diga que el paro se resolvería aplicando el despido libre, aunque no debe sorprendernos que semejante genio siga, todavía, cobrando del erario público.
Puestos a airear sus ocurrencias, esa clase de genios podrían proponer que se impidiese crear empresas sin suficiente y probado fondo de garantías, que se sancionase a los empresarios nefastos y se incentivase a los buenos, que se fomentase la cooperación empresario-trabajador para incrementar la productividad y se repartiesen, al menos, parte de los beneficios.
Genialidades como las que proponen ciertos individuos me recuerdan al no menos genial Vicente, un malcriador de cerdos que los alimentaba en días alternos para ahorrarse unos euriños, que luego gastaba en tintorro.
¡Si al menos hubiese invitado a los cerdos!

4 comentarios:

Julio Torres dijo...

Alguén proporá no seu momento que os empregados se baixen o soldo ó 50% para incrementar o das empresas un 200%....

¿Tómannos por parvos???

Saúdos máxicos e BENVIDO, amigo
Carpe Diem

P.D.: O descanso tíñalo ben merecido

Aldabra dijo...

menos mal que yo soy una chica muy simple.

biquiños,

Nanny Ogg dijo...

¿Y a estos genios no podemos despedirlos? Pero despedirlos como a cualquier hijo de vecino.

Besos

Guillermo Pardo dijo...

Julio: En moitras empresas xa pediron que os empregados se rebaixen o salario, aínda que, que eu saiba, no chegaron á porcentaxe que sinalas. Sería hiperbólico.

Aldabra: No entiendo tu comentario.

Nanny: A los que cobran del erario público sí se les puede despedir, pero ya ves.

Gracias a todos por vuestras visitas y comentarios. Abrazos.