jueves, 17 de mayo de 2012

"¡Manda cojones!"

Pocas palabras de la lengua española expresan tal variedad y riqueza semántica como "cojones", que, contrariamente a lo que sucede con otras muchas, nunca deja de estar de moda. La comprobación es sencilla.
Ahora mismo, por ejemplo, toda España la pronuncia al unísono en su acepción más próxima a la incredulidad: "¡Manda cojones!"