martes, 10 de abril de 2007

¿Es un blog una nueva responsabilidad?

Las estimaciones dicen que hay unos cien millones de bitácoras creadas en todo el mundo, de las que un buen porcentaje están inactivas. Y las activas, ¿qué son y significan para sus administradores? ¿Un pasatiempo? ¿Una forma de expresión? ¿Una nueva manera de entender las relaciones? ¿Una responsabilidad?
Los debates sobre esta cuestión están a la orden del día. Nacho de la Fuente, uno de los bitacoreros o blogueros más brillantes de la estratosférica blogosfera, plantea indirectamente idénticas preguntas en Entre depredadores y presas, de donde entresaco el siguiente párrafo, causa de mis reflexiones: "[...] Pero ahora todo ha cambiado. Más visitas implican más seguimientos que hacen que uno mida más sus pasos, lo que teclea y lo que plantea. Ayer me lo volvieron a preguntar: ¿Escribes con la misma libertad que al principio? Pues no. ¿Y eso? Muy fácil, antes me debía a mí mismo, ahora a un río de personas que te vigilan a diario y no te pasan ni una".

¿Qué buscamos? ¿Por qué y para quién escribimos? ¿Colman los blogs nuestras necesidades de expresión? ¿Es la blogosfera una forma encubierta de onanismo o, por el contrario, una manera universal de compartir?

5 comentarios:

[La otra agenda] dijo...

Qué gran pregunta, y cuántas posibles respuestas.
Hay quien dice (lo he leído en algún otro blog) que en realidad no escribimos para expresarnos, sino para ser "comentados". ¿Qué mueve a alguien a dejar un comentario en tu blog? Esa es cada vez más mi pregunta antes de comenzar a escribir.

Yo, en una mínima escala, experimento lo mismo que dice Nacho de la Fuente. Estoy mucho más atento a los comentarios, a las idas y venidas de los suscriptores al blog, desde qué lugares del mundo me leen, qué artículos son los más o los menos leídos... Si me diera igual no me preocuparía de nada de eso. Es una responsabilidad en muchos sentidos: ofrecer y compartir, no publicar demasiado ni demasiado poco, promover la participación y el diálogo.
Mmmm... demasiadas cosas. Mira que como siga pensándolo lo dejo ;)

Un abrazo,
David

MigraMundo dijo...

"No escribimos para expresarnos, sino para ser comentados". Esto que dices, David, tiene mucho sentido y mucho de certero y me temo, también, que en el fondo todos esperamos lo mismo. Una bitácora sin visitas, sin comentarios, es como un campo yermo, un páramo en el que no crece la hierba. Son los demás quienes nos dan sentido y nos motivan, es cierto. Y nuestra propia vanidad. Saludos.

feli dijo...

A mi me parece un mundo fascinante en el que puedes encontrar de todo, desde opiniones muy cabales a auténticos majaretas. Viajar de blog en blog es uno de mis pasatiempos preferidos.

lula dijo...

Yo creo que cada los blogs son como una forma de comunicar algo que de otro modo no puedes. Como las cartas al director de un periódico, pero sin censura política. Un besote.

Eifonso Lagares dijo...

Desde que he llegado a la blogosfera todos los días me sorprendo con algo, conozco opiniones diversas,razonadas, explicadas, argumentadas, etc. y compruebo cada vez más, que detrás de muchos, diría muchísimos, blogs hay responsabilidad. Se respira libertad todos los días, pero no libertinaje. La misma blogosfera selecciona y limpia, no se necesitan códigos.
Un saludo