martes, 9 de octubre de 2007

Nuevos caminos virtuales

Julio Torres, coordinador de la bitácora A Lareira Máxica, ha decidido abrir su blog a quien quiera colaborar en él mediante el envío de artículos de temática variada, excepto de política.
Tengo la impresión de que Julio no puede atender el blog como le gustaría, y en lugar de dejarlo morir o de cerrarlo decide que puede encontrarle mejor utilidad poniéndolo al servicio de todos los blogueros que lo deseen.
Creo que es una gran idea porque no sólo impide que la bitácora desaparezca, sino porque abre las puertas a la formación de una nueva comunidad, a la interrelación intelectual y literaria de personas que de otro modo probablemente no se conocerían.
No os perdáis el primer texto enviado por María, su primera colaboradora, porque seguramente os ayudará a entender la importancia de la más insignificante porción de tiempo.
Una iniciativa que explora nuevos caminos en este angosto, pero todavía ignoto, mundo de virtualidad que es Internet.

6 comentarios:

Viguetana dijo...

Muy buena iniciativa, sin duda.
Y vale la pena leerse la entrada.

Anónimo dijo...

Acabo de visitar el blog y esta muy bien. Hay de todo. Uff! enhorabuena a la Lareira Maxica. El blog tiene, sin duda, un muy buen futuro.

Isabel Ortiz dijo...

Excelente articulo el de la Lareira. Tambien me llama la atención en positivo del blog ese. Es multimedia y lleno de contenidos. Buena recomendación Guillermo.

Guillermo Pardo dijo...

Hay cosas que vale la pena recomendar. Esta, desde luego, es una de ellas. Gracias por vuestras visitas y comentarios.

June Fernández dijo...

Sí, a mí también me ha gustado la iniciativa y la entrada. Sobre todo porque una de las ideas que interpreto es que no somos nadie para cuestionar o juzgar cómo vive las cosas otra persona. Comentarios como "bah, mujer, si sólo es un año..." son odiosas.

Makiavelo dijo...

He visitado el blog y me parece una delicia,desde hace algún tiempo colaboro en un blog abierto para Argentina pero es político y radical, muy diferente a este otro. Que cunda el ejemplo.

Un saludo.