martes, 22 de enero de 2008

Aguirre, ¿defensora de la navaja albaceteña?

Nos enteramos por Esperanza Aguirre, “lideresa” de la Comunidad de Madrid, de que muchos extranjeros vienen a delinquir a España porque aquí es muy barato hacerlo.
Me pregunto qué entenderán y pensarán quienes acepten al pie de la letra tamaño despropósito sin atender a contextos ni a datos, que, por cierto, al parecer no ofreció la presidenta (¡estamos hablando de la más alta representación del Estado en la Comunidad de Madrid!) en el foro en que soltó semejante disparate.
Imagino que quienes están dispuestos a tragarse lo que les echen, incluso en período electoral, pensarán, más o menos, cosas como: a) Los extranjeros son todos delincuentes. b) Hay que combatir a los extranjeros antes que a los terroristas, a los especuladores y a los ladrones de guante blanco, esos que roban todos los días amparándose en la legalidad. c) El sueño de cualquier extranjero es robar primero en España antes que en cualquier otro lugar y, de paso, tener el honor de figurar en el fichero policial español. d) Los extranjeros se pasan la vida ahorrando para venir a España a comprar armas y a delinquir.
Podría añadir muchas más elucubraciones, pero no vale la pena. Baste decir que es penoso que haya políticos tan irresponsables y que nadie en su entorno tenga el valor y la entereza de descalificarlos. Por vergüenza. ¿Diría lo mismo la presidenta de Madrid si mandase su partido en el Ministerio del Interior?
Claro que quizá la señora Aguirre no se refería a todos los extranjeros, sino tan sólo a los 59 millones que visitaron España el año pasado (cuatro de ellos Madrid, en 2006), a los numerosos artistas que tratan de buscarse un lugar al sol, que no a la sombra, de la fama, y no precisamente penitenciaria; a los candidatos extranjeros del PP y, para ser más concretos, a extranjeros que ocupan cargos en el partido, como el sirio (¡un árabe, qué peligro!) que rige la alcaldía de Muras (Lugo); o a los extranjeros que han hecho fortuna en España -hoy santo y seña del acaudalado ruedo hispánico-, como Isak Andic, judío sefardí originario de Turquía y copropietario de Mango.
Quizá a la presidenta se le haya ido la olla y “olvide” que no hace mucho dijo lo contrario de lo que dijo ayer -aunque fuese también por interés político-, o que, en realidad, la señora Aguirre sólo haya tenido un lapsus y únicamente haya querido lanzar un capote sobre el amenazado emporio de la navaja albaceteña.
Ni aunque así fuese tendría disculpa.

6 comentarios:

Irreverens dijo...

Si ya me cargaba antes del asunto Gallardón, ahora ni te cuento.
Está insoportable. Y desde que sacaron a Gallardón de las listas, se ha crecido a ojos vista.

Qué miedo da en esa fotografía, por cierto.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo no la voto ni votaré nucna, pero si dice una verdad no voy a negarlo. La mayoría de los delitos cometidos en Madrid vienen de parte de extranjeros. Negar la evidencia, no ayuda a mejorar el problema

un abrazo.

entrenomadas dijo...

En primer lugar este es un post necesario, lastima que lo sea, pero así es.
Esperanza Aguirre es una absoluta irresponsable cuando suelta cosas contra la inmigración. Juega con fuego confundiendo a la gente, tergiversando, vomitando sobre el esfuerzo y la capacidad de trabajo de las personas que vienen aquí para trabajar y que tienen el mismo derecho que yo a hacerlo. Punto, ni más ni menos.

Mi familia vivió fuera de España un tiempo, yo he vivido en Chicago dos años y he escuchado cosas similares. Peor, a mí incluso mis compas españoles me decían: Dí que eres española, no hispana", al final mis ojos levemente rasgados confundían a todo el mundo. Anda, una española china. No me enrollo más pero es que esto me subleva, me puede.

No es la inmigración la que delinque, las raíces son otras, más profundas. Y basta ya con esto, joder. La historia de la civilización es la historia de las grandes migraciones. ¿Cómo es posible que sepamos tanto de informática y obviemos esto?

Perdón al mantenedor de este blog por semejante rollo. Sorry

M

Jluis dijo...

Excelente post Guillermo. El discurso de la Sra. Aguirre es perversamente tendencioso.

Me cuesta creer que se la olvide que esta España que tan barata sale a los delincuentes tiene una de las tasas de criminalidad más reducidas.

Nadie la ha comentado que la relación entre exclusión y delincuencia explica mucho mas que la nacionalidad...

Me imagino que el guión electoral es ajeno a lo que no sea azuzar miedos para recoger al rebaño.

Guillermo Pardo dijo...

Los inmigrantes son personas, como cualquier otras. El que entre ellos haya delincuentes y personas que comenten delitos, que no es lo mismo que delincuentes, no debería extrañar a nadie, a menos que nos consideremos reserva de bondad. Una virtud, por cierto, nada exclusiva.
Gracias por vuestros aportes. Saludos.

Max Webos dijo...

Cuando era ministra, alguno se creía que era tontita. Y no lo es, tiene más de feroz que de boba, y sabe muy bien a quién se debe y a quién se dirige, no es difícil imaginar por qué linea ideológica va esta mujer, y siempre habrá gente dispuesta jalearla cuando abra la boca y suba el pan, lo cual sucede a menudo.