martes, 3 de febrero de 2009

Wyoming y La Sexta nos la han colado

Al parecer fue un montaje. El vídeo que muestra al Gran Wyoming abroncando a una supuesta becaria era un montaje, según los propios montadores.
Dado que no es la primera vez que La Sexta recurre a estos trucos para obtener rentabilidad en audiencia y publicidad, ¿qué crédito puede tener lo que nos muestre esa cadena?, ¿cómo debemos tomarnos las noticias, las exclusivas y las informaciones procedentes de La Sexta?, ¿cómo podemos estar seguros de que ni La Sexta ni los demás medios nos toman el pelo?
Es verdad que al día siguiente de la emisión se puede aclarar el asunto, pedir disculpas y aquí paz y después gloria, pero el engaño está servido. Los sentimientos y reacciones que sus acciones hayan podido provocar no tienen ya solución. Para bien o para mal. ¿Quién no se ha compadecido inocentemente de la "viejecita" que se lamentaba de haber metido en la lavadora un décimo de la lotería de Navidad premiado?
Wyoming y La Sexta nos la han colado, en efecto. No sólo a Intereconomía TV, sino a todos los que hemos visto el vídeo en el contexto en que se nos ha mostrado. La Sexta lo grabó durante un supuesto ensayo de El Intermedio y luego lo envió por correo a su colega adversario. El vídeo no fue originalmente emitido dentro del programa de Wyoming, sino fuera de ese contexto humorístico, satírico, lúdico. ¿Cómo interpretarlo entonces? ¿Habrá que tomarse a broma todo lo que provenga de La Sexta y de Wyoming? ¿Es Wyoming un periodista o un payaso?
La cadena dice que no colgó el vídeo en Youtube (¿de verdad?), pero de lo que no cabe duda es de que, con el primer envío, contribuyó a su posterior difusión. ¿Con qué objetivo? Al parecer, se pretendía demostrar que Intereconomía -por extensión, añado yo, todos los medios de comunicación- convierten el rumor en noticia y no contrastan ni comprueban la información que difunden. Pregunta a modo de ejemplo: ¿cuántos medios de comunicación han comprobado las "noticias" sobre Gaza? ¿Lo ha hecho La Sexta?
La supuesta bronca de Wyoming a la supuesta becaria, su grabación y difusión no tendrían importancia -tampoco el beneficio, he ahí la cuestión- si se hubiesen producido en el marco, por ejemplo, del día de los santos inocentes. En ese contexto, todos asumiríamos el chasco, pero no habría negocio. La realidad, sin embargo, ha sido otra bien distina: una cadena de televisión hace cómplices y copartícipes a sus telespectadores de la guerra ideológica que mantiene con su rival y no repara en medios ni en manipulaciones para sacar tajada publicitaria y tratar de imponer su criterio a quienes de buena fe asisten a la escenificación, cuya verdadera intención sólo conocen los que la ponen en marcha. ¿Estamos ante una representación teatral?
No, estamos ante la irresponsabilidad de un medio de comunicación que, obviando elementales normas deontológicas, cuela una falacia que cala en la audiencia para servirse de ella. Así de simple. Y lo peor del todo es que hay quien cree que fue una genialidad.

Intereconomía responde
(Pregunto: ¿quién manipula más?)
Etiopica: Wyoming y la becaria
Chica de la tele: ¿Vale todo en televisión?
Jack Daniel's Blog: Intereconomía insiste en el ridículo
La Huella Digital: Cojo-macanuda vergüenza periodística
Diario de Hoy: La moto del Gran Wyoming
César Casal: El diminuto Wyoming
Im-Pulso: Otorgar a El Intermedio rango de telediario es grotesco
Vagón-bar: Gran Wyoming, La Sexta y los efectos de una venganza

15 comentarios:

Alicia Mora dijo...

Y por qué no contrastó la noticia el señor este Xavier Horcajo, conductor de Mas se perdió en Cuba??? no, fue más fácil arremeter, criticar a los "progres de izquierdas", a los que defienden la asignatura de ciudadanía..(esa que habla de igualdad de sexos entre otros). Está claro que el nuevo periodismo es éste...no? es lo qe se está enseñando en las facultades? es lo que quiere la audiencia...? umm..tiempo para la reflexión..
Saludos

Waiting for Godot dijo...

Yo como bien lo dije en el comentario anterior, lo peor que veo no es que sea un montaje, sino que mucha gente se lo ha creido porque estas cosas pasan a diario y lo que es una broma del programa, es la realidad de mucha gente. Un abrazo.

S dijo...

Wyoming y todo su equipo son personas inteligentes, audaces y con iniciativa. Y con un vídeo, que se notaba a kilómetros que olía a montaje, ha puesto al descubierto la piel de los intereconomia y de muchos más medios de pacotilla que no hacen otra cosa que empozoñar la TV. Claro que lo que hizo Wyoming pasa en la vida real, y también en la vida real muchos becarios se convierten luego en verdaderos tiranos y así sucesivamente. Pero ese no es el argumento. El argumento es que a la derecha siempre se le ha perdonado todo en este país y a la izquierda no se le pasa ni una. A ver si con un poco de su propia medicina se les va la burricie a muchos "periodistas". En este país cada vez que alguien brilla, todos los necios se conjuran contra él.

S

Julio Torres dijo...

Estou totalmente de acordo coas túas reflexións. So engado unha cousa: Wyoming para min sempre foi unha persoa que destacou polo seu humor intelixente (a pesar de ser médico). Gustame o seu humor irónico e intelixente. Non vin o vídeo, pero creo que non tiñan ningunha necesidade de facer ese suposto montaxe polo que é, como ben dis, perden credibilidade non so el, senón tamén a propia cadea. Como ben dis (suscribo letra por letra todo o que dis) se tivese sido un 28 de decembro pois entenderíase.

Unha lástima que un humorista intelixente, que usa a ironía intelixente como arma de reflexión e deleite, caia tan baixo ¿con que propósito?. A pesar diso, seguirei vendo ó wyoming poque me parece sinxelamente fantástico (o primeiro CQC triunfou por el e Juanjo de la Iglesia, practicaban un humor intelixente e non un simple humor ramplón e de bufón como pasou nas outras etapas CQC: buscaban na primeira etapa a crítica velada e non so divertir á xente). O capítulo desta becaria non lle vai reportar máis éxito. Tampouco o precisaba. A pregunta é ¿De quen foi idea esta broma de mal gusto?

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Javier dijo...

El bufón de Mediapro está dispuesto a todo para conseguir notoriedad.
Parece ser que cuando algo se etiqueta como "humor" todo vale.
También era humor lo de las viñetas de Mahoma, no?
Este individuo a nacido muy tarde, hubiese sido el perfecto bufón de una corte medieval.

derribandomuros dijo...

Yo estoy de acuerdo con Alicia. NOs hemos acostumbrado a que lo q diga la TV vaya a misa (q se hunde el mundo.. lo ha dicho la TV), y ahi nos encontramos con la falta de rigor periodistico por personas no profesionales que, ante una cámara, se creen con derecho a insultar, mentir, difamar.... estas cosas prueban q hay algunos que carecen de ese rigor del q tanto se jactan.
POr otra parte, creo q excederse en estas estrategias puede hacernos pensar que hay mas de un listillo. ESto tb cansa. Eso si, para mi Wyoming es un genio y nunca dudé.
Un saludo

Aldabra dijo...

Mañana leo tu artículo que ahora estoy media muerta pero si mal me parecía que fuera cierto la bronca de la becaria, patético me pareció esta mañana enterarme por la radio de que todo fue un montaje.
¿A qué estamos jugando?
biquiños,

Anónimo dijo...

pues yo siento discrepar con algunos, pero a mi me parece que ha sido un cepo (y no un engaño) que nada tiene que ver, y que precisamente sirve para desenmascarar a la pura basura periodistica que existe, lease intereconomia.....ana rosa quintana...y un monton de mierda más, eso si, seguramente servirá para poco y tendremos que seguir soportando programas de pacotilla, periodismo de pacotilla....pues nunca pasa nada!! Olé por Wyoming y todo su equipo, humor inteligente que no falte!

Guillermo Pardo dijo...

En ningún momento se ha cuestionado en este post la capacidad profesional, artística o intelectual de El Gran Wyoming. Lo que se ha cuestionado es una forma de proceder a través de un medio de comunicación, que ha recurrido a la manipulación para perpetrar un engaño. El post valora el hecho en sí mismo, la capacidad de quienes lo han pergeñado. ¿Qué actitud adoptaríamos ante la difusión de unas imágenes grabadas en un plató en las que se ve cómo se asesina a una persona y no nos explican, hasta 24 horas después, que es un montaje? Los espacios televisivos, así como el cine, el teatro, la literatura y la ficción en general, sólo pueden comprenderse dentro de su propia realidad, de su función dramatizadora, comunicadora, humorística, etc. etc., no fuera de su realidad. Y eso es lo que se critica en el post: haber sacado los pies del tiesto.
Por supuesto, seguiré viendo "El intermedio", como siempre. Las churras siguen siendo churras, y las merinas, ovejas.
Os agradezco la participación y los comentarios. Se aprende. Un abrazo colectivo.

Vente conmigo y enfócate dijo...

¿Pasamos por alto los insultos que el señor de Intereconomía dirige a la sexta en general y al equipo de Wyoming en particular? ¿No habéis oído cómo llamó prostituta a Beatriz Montañez? ¿No visteis cómo saboteaban con falsos periodistas una entrevista de Estíbaliz Gabilondo (CQC) a Fabra?

Nadie ha dicho nada de esto.

Cuando les llega el vídeo a través del correo electrónico de un desconocido debieran haber preguntado "¿quién eres? ¿cómo has obtenido el vídeo?". Posteriormente debieran haberse puesto en contacto con la cadena y con Wyoming, aunque sólo fuera por darles derecho de réplica ya que les van a acusar de un delito. Dice este señor que su equipo si hizo comprobaciones, que miraron si el vídeo estaba cortado o manipulado. ¡Falso! El vídeo estaba cortado, pues si no hubieran visto la parte del final donde sacan la becaria y wyoming sus carteles.

La Sexta no emitió el vídeo, lo hicieron los de Intereconomía. No hubiera sido emitido si hubieran hecho una sola comprobación... o si no hubieran llamado prostituta a Beatriz Montañez.

Para mí que aquí se retrata Intereconomía.

Por otro lado el Gran Wyoming ha explicado que él no es periodista sino hunorista y que su programa no es un informativo.

Lo de las noticias de Gaza no es comparable. Si te llega una noticia a través de una Agencia de Prensa has de suponer que está contrastada porque para eso les pagas, ya se cuidarán ellos de haberlo hecho. Si lo hace a través de tu corresponsal, con más razón. Pero si te llega a través del correo electrónico de un desconocido... ¡qué menos que intentar averiguar algo!

Saludos.

Guillermo Pardo dijo...

Vente conmigo: Estoy en esencia de acuerdo contigo. Hay muchos prismas desde el que analizar este hecho, insustancial desde algunos de ellos. En mi post echo en falta la valoración sobre el proceder de Intereconomía, cuya falta deontológica es de libro por cerciorarse de la autenticidad del vídeo en uno u otro sentido. A Intereconomía le perdió la maldad, el mal gusto y la mala praxis periodística. Y no entro en el capítulo de insultos porque esa no es la cuestión, sino la evidencia de la catadura moral de quienes los profieren. Con todo, mantengo mi tesis, y eso es lo que trato de reflejar en el post, de que los medios de comunicación deben limitar sus acciones para conseguir audiencia porque de lo contrario será imposible deslindar la ética de la estética, lo real del reality. Ayer fue una supuesta becaria supuestamente abroncada, suposiciones que sólo los cómplices conocen, pero que mañana puede ser cualquier otra cosa que el espectador, inocente y desprevenido, acaba creyéndose. Si hacemos caso a la teoría de La Sexta (o de cualquier otro en idéntica tesitura), cualquier medio puede difundir bulos a mansalva y aclararlos al día siguiente argumentando cualquier peregrina intención. De eso va el post. Para mí, la intención de la Sexta es más económica que deontológica. De hecho, tardó más de 24 horas en aclarar el asunto, y antes de hacerlo lo demoró todo lo posible. El programa lleva más de cuatro años en antena y nunca, como el lunes, había conseguido 1,5 millones de espectadores, 400.000 más que la semana anterior. Me parece bien. Yo trabajo en un periódico y quiero vender periódicos, pero no a costa de engañar a sabiendas a los lectores.
Gracias por tu opiníón. Un abrazo.

santi dijo...

Guillermo, siento no estar de acuerdo contigo. Intereconomía, que emite el video con el objetivo de desacreditar a Wyoming da por cierto un bulo, lo que les hace perder toda credibilidad. La mala práctica es de ellos. Que después Wyoming tarde más o menos en desvelarlo es lo de menos, en mi opinión. saludos.

Vente conmigo y enfócate dijo...

Me cuesta trabajo aceptarlo, pero atisbo bastante razón en lo que dices acerca de La Sexta. Lo que ocurre es que andando Intereconomía por medio no puedo mantener la distancia para juzgar el acto de Wyoming... Tu post y tu comentario me han dado que pensar ¿tendría yo la misma opinión si eso lo hubiera hecho contra Cuatro o contra Antena 3? Seguro que no.

Claro que desde estas cadenas no suele llamarse prostituta a ninguna periodista... Pero las formas hay que guardarlas siempre, más aún ante quienes no las guardan nunca.

Pero me ha gustado tanto como se la han colado...

Un abrazo y gracias por hacernos pensasr.

Pako Martagón dijo...

Este artículo se basa en una burda manipulación al más puro estilo Intereconomía. El argumento es: "La Sexta ha dado una noticia falsa, ¿cómo nos vamos a creer ahora nada de la Sexta".

Lo dicho pura manipulación, tal vez provocada por la obcecación del que ha sido sorprendido en su candidez y no es capaz de asimilarlo completamente.

La Sexta NO DIO NINGUNA NOTICIA, quien publica el vídeo es Intereconomía. El vídeo se envió por CORREO PRIVADO. Quienes convierten una broma en una noticia son los gañanes de Intereconomía.

La noticia que da la Sexta es:

* Los de Intereconomía son tontos (cosa que ha quedado demostrada)
* Los de Intereconomía son pésimos periodistas (también demostrado)
* Los de Intereconomía sólo son capaces de insultar (más de lo mismo)

Y ahora ajo y agua.

Guillermo Pardo dijo...

Santi: No cabe duda de la mala práctica de Intereconomía, pero para mí La Sexta también ha obrado de manera dudosa. Hablo de ética, sea o no periodística. Frecuentemente nos olvidamos del contexto en que fue difundido ese vídeo (no lo fue dentro de El Intermedio, por lo tanto no hay intención satírica ni humorística, como bien se ve), la intención con que fue grabado (tampoco dentro del programa El Intermedio, sino dentro de su tiempo extra, y sí con la intención de engañar, colateralmente también a los espectadores) y la impresión que causa en quien lo visiona fuera de ese contexto. Mi análisis y mi opinión se basa en eso.

Pako: Tu punto de vista es tan interesante, válido y manipulable como cualquier otro de los que se han vertido aquí, incluidos los míos. Confío en que te sirva la respuesta que le doy a Santi. Gracias por tu visita y tu opinión.
Saludos para todos.