lunes, 21 de enero de 2008

Historias no tan ajenas

Me entero de que Voz Audiovisual, empresa perteneciente a la Corporación Voz de Galicia, prepara un programa para Televisión de Galicia en el que la inmigración tiene un papel preponderante.
Made in Galicia, que así se llamará el programa todavía en fase embrionaria, parte de la idea de comunicar dos mundos, el propiamente gallego y el de la inmigración, vinculados por una idea común: si hemos de convivir, conozcámonos.
Trece son los capítulos previstos, que contarán con otros tantos protagonistas extranjeros -previa selección por países, culturas, profesiones...- a los que un profesional gallego introducirá en su oficio como medio de aproximación a la tierra de acogida, lo que propicia que entre ambos se establezca una relación personal y de conocimiento de sus respectivas circunstancias.
Prueba del desconocimiento mutuo son los ejemplos que cuenta Antonina en el tráiler. Cuando estudiaba, pensaba que la tierra de España era blanca porque así la veía en el mapa. Por eso, cuando llegó a Lugo lo primero que hizo fue buscar esa tierra que en su cabeza daba forma a la idea de España, hasta que se dio cuenta, con cierta decepción, de que era igual que todas las demás. Una idealización, por otra parte, común en muchos extranjeros que llegan a la "blanca tierra" europea.
Antonina recuerda también que cuando llegó a Galicia la gente no sabía lo que era un negro, entre otras causas porque no había televisión en color. De hecho, los niños les tocaban la piel porque pensaban que no se lavaban.
Las que ofrecerá este sorprendente programa son historias de nuevos vecinos con realidades originales distintas, pero que ya son forzosamente compartidas. Hay muchas cosas en común, como se expone en el avance, lo que demuestra que no son historias tan ajenas. Conocerlas es la mejor manera de comprenderlas, aceptarlas y quererlas como propias
Esas historias son parte, también, de lo bueno que puede ofrecernos la televisión entendida como medio de comunicación al servicio de la concordia.

Imagen: Fotograma de uno de los capítulos de la serie

Tráiler de "Made in Galicia"

4 comentarios:

Alicia dijo...

Ni yo misma lo hubiera explicado tan bien.

Me alegro que haya sido tan bien recibido por un experto en materia.

Las situaciones de "Made in Galicia" favorecen, como he podido comprobar, conclusiones muy buenas.

Un saludo!

Jluis dijo...

Que gustazo descubrir iniciativas centradas en el contacto y la semejanza, antes que en esas teóricas simas, que según dicen, nos separan.

Pero no solo es el enfoque lo que me gusta... si todas las historias son tan solo la mitad de buenas que la de Antonina, esto promete...

Un abrzo.

Julio Torres dijo...

Noraboa ós que tiveron a iniciativa de propoñer este programa e ós que a aceptaron. Programas como éste penso que podenn contribuir a integración de culturas e, a que haxa ante todo, respeto.

Abogo por este tipo de programas e non polo cutrería do papel cuché e chorradas como Gran Hermano, que so serven para alimentar mentes vacías.

Hai que situarse na realidade social, ver o que está pasando e programas como éste teñen boa pinta. É unha forma de cómo aprender a convivir e seguro que sempre aprenderemos algo. Iso seguro.

Que haxa máis inciativas similares ou constructivas e non destructivas e superfluas que so pensen en audiencia.

Un aaúdo e Carpe Diem

Julio

Guillermo Pardo dijo...

Ojalá se extiendan,pero lo malo es que lo bueno no suele contagiar.
Gracias, compañeros. Un abrazo.