viernes, 22 de febrero de 2008

Francisco O. Campillo: "La blogosfera produce un cambio social similar al que nos trajo la imprenta"

Escribe con la serenidad del beduino, pero tiene la contundencia del tuareg que ordena al halcón lanzarse sobre la presa. Así es su palabra: un acento en el desierto de arenas virtuales que coloreamos con visitas y comentarios que estimulan su imaginación, la misma que le permite sobrevolar Tinduf antes de dormirse y humedecer los labios de esos niños de ojos profundos y sonrisas inabarcables que ensanchan su corazón. Apenas he cruzado con él un par de impresiones blogosféricas, pero el destino conecta sensibilidades que, no lo olvidemos, son reminiscencias de un pasado común. Procedemos del mismo tronco. Cómo no sentirse EntreBlogueros.
_________________________________________________
Así soy, así me veo
---------------------------
Aspiro a ser un hombre libre. ¡Ahí es nada! Afortunadamente, pago mis facturas sin demasiados problemas y no tengo excesivas ambiciones económicas, lo que me permite ser dueño de una gran parte de mi tiempo. Cada vez tengo menos convicciones profundas, pero sigo manteniendo alguna que me anima cada día. Por ejemplo: creo que de todos nosotros depende el día de mañana. Y como siempre me han gustado las aventuras, ahora ando metido en educar a dos niñas que pronto serán adolescentes.
__________________________________________________

-¿Por qué ese nombre: Caminando en el Desierto? ¿Evoca el título lo que imaginamos o hay un mensaje implícito?
-El nombre del blog pretende unir su temática con ese sentimiento de estar “predicando en el desierto” y todo ello caminando, porque así… así es como se hace camino. Me gustan los gerundios porque trasladan el mensaje de tarea sin acabar.
-Leo que te gusta viajar por la vida “a pecho descubierto” ¿Cuándo es necesario cubrirse?
-Creo que hay que ir por este mundo con honestidad y con tu propia verdad, pero sin dogmatismos. No sabría hacerlo de otra manera. Eso supone que algunas veces te puedan poner a caldo, pero son riesgos que hay que asumir con deportividad. Si te cubres mucho, terminas perdiéndote la mejor parte.
-Tus hijas deben tener unos nueve y siete años. Supongamos que un día, cuando lleguen del colegio, te piden que les hagas un dibujo. ¿Qué les dibujarías?
-Ya ha pasado. Y les dibujé un caballo. Es el animal que más nos gusta a los tres.
-¿Qué es un blog?
-Una ventana abierta de par en par, una afirmación de la propia libertad, una válvula de escape, un taller, un laboratorio de ensayos...
-Es evidente que hay un antes y un después de la blogosfera. ¿Cómo ves el cambio?
-No querría ser muy pedante, pero es un cambio de dimensiones similares al que provocó la imprenta. Estamos asistiendo a la verdadera socialización de la cultura que nos permite a cada uno de nosotros hacer oír nuestra voz. Esa posibilidad era impensable hace sólo veinte años. Ahora hay una gran ebullición. Muchos blogs desaparecerán y los que se mantengan evolucionarán hacia modelos que hoy desconocemos. Lo verdaderamente importante es que este es un mundo efervescente, lleno de vida.
-¿Más contacto con la virtualidad conlleva desconexión de la realidad más próxima?
-No veo el porqué. Tal vez todo lo contrario. Uno de los fenómenos que vemos cada día en la Red es el florecimiento del “periodismo ciudadano”, que supone que todos nosotros estamos alerta ante la realidad que nos envuelve.
-Imaginemos que se acaba el mundo tal y como lo conocemos, que retrocedemos siglos y que, sabiendo lo que sabemos, inventamos la Piedrosfera. ¿Cómo sería?
-El que quiera puede verla en cualquier momento. Está en Altamira, en Excalibur o en el hacha de sílex que se descubrió en Atapuerca. Al ser humano siempre le acompañan los mismos miedos, las mismas inquietudes, las mismas ansias de superarnos. Cambia el canal y el decorado. Ahora disponemos de herramientas potentísimas para favorecer la comunicación, pero debemos ser humildes y reconocer que el sustrato más profundo estaba ahí desde hace decenas de miles de años.
-¿Aporta la blogosfera nuevos valores o refuerza los conocidos?
-Refuerza los que ya conocíamos, sobre todo los de tipo cooperativo y contribuye a crear otros nuevos. La conciencia de cambio social, de construcción de un mundo mejor y más justo no es algo novedoso; pero la Red está sirviendo para que cada día más gente se adhiera a esta corriente.
-El monotematismo en los blogs, ¿es conveniente para mantener la identidad o contraproducente por riesgo de aburrimiento?
-El tiempo lo dirá. CAMINANDO, por ejemplo, es un blog de tipo monotemático y ya va por 300 post. No está mal.
-Si pilotases un enola gay y tuvieses que soltar una bomba, ¿dónde lo harías y de qué cargarías la cabeza?
-El viaje del Enola Gay es uno de los más terribles de la historia de la humanidad en tanto en cuanto es la negación del diálogo y la preeminencia de la fuerza y la violencia. Si pilotase el Enola Gay me gustaría tener el coraje para volver a la base con la carga intacta. Hace veinticinco años coincidí en un campamento de verano –nada que ver con los de refugiados- con niños marroquíes hijos de pilotos de su ejército del aire. Algunos días pienso que sus padres bombardearon a alguno de mis amigos. De todas formas, no puedo culparles a ellos, ni tan siquiera a sus padres. Sí a su gobierno. No me gustan los bombardeos aéreos. Me parecen la cara más ruin y cobarde de la guerra.
-¿Qué se siente cuando se camina por el desierto?
-Una plácida sensación de paz interior. Y se descubre que tu propia sombra es mucho mayor de lo que ha sido jamás.
-Tu vínculo con las gentes del Sáhara es fuerte y emotivo, ¿qué te aporta divulgar la situación de los refugiados a través de la Red?
-La certeza de que estoy contribuyendo a dar visibilidad a una causa justa a la que mucha gente quiere dar la espalda porque resulta incómoda.
-¿Te irías a vivir al Sáhara?
-No. Mis raíces, mi gente y mi cultura están aquí. En mi caso, sería una huida.
-Terminemos. ¿Puedes describirnos el último sueño que tuviste relacionado con el Sáhara?Gracias por tu tiempo.
-Es un sueño recurrente. Un sueño que siempre tengo despierto. Camino por una playa mirando al mar junto a un grupo de amigos mientras charlamos de poesía. Y a todos nos anima el deseo de construir los puentes que permitan el diálogo y la convivencia pacífica. Y recordamos que un día contribuimos a levantar unos centros juveniles en la hamada de Tinduf que quedaron allí, abandonados, como monumento a la insensatez del ser humano.

_________________________________________________

Su primer post: A pecho descubierto
Su manera de decir adiós a 2007: Nuestro hueco
Un “meme” divertido: Las 8 cosas que unos saben y otros no
Música, canciones y versos para una mínima calidad literaria: El derecho de vivir
Homenaje a una pequeña amiga y especie de declaración de principios: Yminaya

Imagen: Elegida por el entrevistado. Grupo de niños y niñas saharauis refugiados, verdadero motor de CAMINANDO EN EL DESIERTO

12 comentarios:

Isaac González Toribio dijo...

Un gran acierto, Guillermo. Soy de los que traigo niñas saharauis en verano desde hace casi diez años. Estoy, por esa razón, muy sensibilizado por su lucha. No conocía la bitácora de Francisco. La seguiré con detenimiento. Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Fracisco es un buen tipo, con grandes valores. Caminando en el desierto es un blog necesario. Estamos juntos en la Burgosfera desde su inicio y sé de lo que hablo. Su blog, además de reivindicativo, tiene una gran calidad. Muy recomendable.
Saludos.

June Fernández dijo...

Yo tampoco lo conocía, y promete. Sáhara es una de esas causas en las que me gustaría implicarme más. Lo bueno de Entreblogueros es evidente. ¡Lo malo es que no vamos a dar abasto con tanta propuesta interesante!

Julio Torres dijo...

Interesante blog e ademais pide participación. Non sabía da súa existencia. Para non perdelo de vista.

Marta G.Brea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta G.Brea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta G.Brea dijo...

Es un placer conocer este blog tan solidario y a su autor, que camina a pecho descubierto, con sinceridad y honestidad. Shukran a los dos!

Y gracias también, Guillermo, por pasarte por el Faro, e incluir mi última entrada en los post que te gustan.

Besos

PD: Ahora sí, este es el comentario que quería escribir ;-)

Makiavelo dijo...

Me han sorprendido gratamente tanto la entrevista, como el personaje.

Empezaba a dudar que entre tanta víbora, existiese gente con corazón. Lo visitaré.

Un saludo y gracias por darlo a conocer.

Guillermo Pardo dijo...

Veo que quienes conocéis a Francisco os consideráis afortunados por su amistad, y quienes no, gratamente sorprendidos por su personalidad y su bitácora. Yo también. Me alegro de que os guste.
Gracias por vuestras visitas y comentarios. Feliz domingo. Un abrazo.

Francisco O. Campillo dijo...

Feliz domingo a todos.
Gracias, shukran, Guillermo por la entrevista. Ha permitido que gente extraordinaria conozca mi blog.
Sólo me queda reiteraros el agradecimiento a todos. En CAMINANDO tenéis un amigo.
Un abrazote, como siempre... solidario.

Eifonso Lagares dijo...

Ya he visitado está bitácora en varias ocasiones, el Sahara y su lucha me atrae. Me alegra leer está entrevista y conocer más a este personaje, un luchador a pecho descubierto.
Saludos

Guillermo Pardo dijo...

Gracias a ti, Francisco. No sabía de esa atracción tuya, Eifonso. Te habría preguntado por ella en la entrevista. Saludos.