viernes, 23 de mayo de 2008

Diccionario para gais y lesbianas

Editorial Gredos acaba de publicar un diccionario para gais y lesbianas, del profesor Félix Rodríguez González.
La mayoría de las voces de argot han sido documentadas en las últimas décadas, pero también se registran otras más generales y técnicas, y más arraigadas en el idioma, para dar una visión más completa de este lenguaje, según pude leer en elcastellano.org.
La obra lexicográfica recoge 1.500 voces, entre ellas anglicismos como gay, queer, butch, drag queen, drag king, cruising, gay-friendly o barebacking, calcos o traducciones como cuarto oscuro (dark room), orgullo gay (Gay Pride), oso (bear), salir del armario (come out of the closet), mariliendre (fag hag) y agujero glorioso (glory hole). A través de Casa del Libro sabemos que el diccionario cuesta 25 euriños.
Me interesa el lenguaje y resulta muy atractiva una obra basada en la creatividad lingüística para nombrar o renombrar ámbitos de la sexualidad que adquieren dimensiones distintas en función de quien la utilice.
No me digáis que el término "agujero glorioso" no es sublime.

5 comentarios:

entrenomadas dijo...

El lenguaje siempre es importante y en este asunto mucho más.
Y sí, el termino "agujero glorioso" es muy bueno...

Kisses,

M

Aldabra dijo...

"agujero glorioso"

si me preguntasen por la calle para una de esas encuestas de algún porgrama: ¿qué le parece que quiere decir agujero glorioso?... sin duda pensaría en la vagina, ese glorioso lugar por el que llegamos al mundo... nunca ese otro agujero oscuro... :-)

bicos,
Aldabra

Meu dijo...

Bueno, yo tengo entendido que el tema del "glory hole" no está relacionado necesariamente con los homosexuales, ya que consiste en que el varón introduce su miembro a través de un agujero realizado en un tabique, y la persona situada al otro lado... pues eso, que me estoy poniendo colorado.

Por cierto, hace un par de semanas pasé por el barrio de Chueca, en Madrid, y me di cuenta de lo reducida que era mi visión del mundo. Hay mucha hipocresía en lo que respecta a la aceptación de los gais.

Todos nos consideramos ultramodernos y liberales, y luego nos ponemos a la defensiva con ciertos comentarios que consideramos casi una ofensa, incluso cuando se dicen en broma. Por eso, el día que no se tenga que proclamar el "orgullo gay", significará que son aceptados con una normalidad absoluta. Ocurre algo parecido, en otros casos, con la discriminación positiva que se utiliza para alcanzar la igualdad.

Menudo rollo he soltado. Ánimo a quien se anime con el "glory hole" (los escayolistas lo agradecerán a posteriori).

Guillermo Pardo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Aldabra. Donde haya luz, que se quite lo demás.

Meu: desconocía que esa expresión se refiriese a ese tipo de agujeros. Habrá que verlos para saber al menos cómo son. Es cierto, por lo demás, que solemos tener visiones muy reducidas de cuestiones todavía tan tabúes como el sexo, incluso rechazamos relacionarnos con personas de tendencias distintas por prejuicio, como si hablar con ellas y conocerlas supusiese en sí mismo un desdoro para nuestra integridad moral. Hay mucho que trabajar en ese aspecto.

Saludos y gracias todos por vuestros comentarios.

hello dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.