sábado, 10 de mayo de 2008

La fe no mueve montañas

Dicen que la fe mueve montañas, pero no es verdad. La fe solo mueve la boca, que es lo que se necesita para poder decir fe.
Si la fe moviese montañas tendríamos el Himalaya a nuestros pies, lo llevaríamos en el bolsillo o lo colocaríamos sobre la mesita de noche como colocamos nuestros insomnios.
La fe mueve las montañas de quienes no encuentran excusas para explicar sus temores, que son flechas incendiarias cuyo fuego abrasa y se cobra pasiones no declaradas. Tampoco la fe mueve el mundo, pues de lo contrario no habría batallas ni muertos que contar, ni fabricantes de armas que maldecir.
Lo único que mueve la fe es la boca que la ha de nombrar.

8 comentarios:

Casshern25 dijo...

y dinero, la fe mueve dinero.

Ad astra per aspera dijo...

exacto, muchísimo dinero!

Ana María dijo...

El esfuerzo, la constancia, la ilusión... Los sueños! En definitiva, las herramientas que tenemos a nuestro alcance, y dependiendo del buen uso que de ellas hagamos, mueve montañas. Vaya si las mueve!

Irreverens dijo...

La fe... sólo dinero y poder, mucho poder.

Guillermo Pardo dijo...

Creo que la fe es algo tan personal que cada uno la interioriza y se sirve de ella como mejor la conviene o considera. En cualquier caso, no me parece que haya un único tipo de fe.
Gracias y mucha fe para todos.

Rodrigo dijo...

Por la fe dejé de fumar, para mi era una montaña que no podia atravesar, pero Jesús me sacó el vicio de muchos años y de un dia para otro deje el cigarrillo.

yoana correa dijo...

que erronea su manera de pensar me parece algo ridiculo tu no vas a encontrar una piña en un arbol de mango. verdad? asi es Dios tu no vas a encontrar a Dios por medio e filosofias absudas y baratas tu encuentas a DIos por medio de la fe. recuerda Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

- Hebreos 11:1
chao cualquier comentario porfa escribeme.
yoana0701@hotmail.com

yoana correa dijo...

La fe es el título de propiedad que nos garantiza que las cosas que esperamos son nuestras a pesar de que no las veamos con nuestros ojos físicos. La fe nos da la seguridad de las cosas que estamos creyendo ya son nuestras. La fe es el brazo que se extiende al mundo espiritual y recibe las cosas que Dios ya nos dio.


DIOS LES BENDIGA RICA Y ABUNDANTEMENTE..
BUSCAD A JEHOVA MIENTRAS PUEDA SER HALLADO...
BYE