viernes, 4 de julio de 2008

Poca madera para tanto palillo

Cuenta Ramón Tamames en su libro El siglo de China. De Mao a primera potencia mundial, editado por Planeta, que los chinos deben cortar anualmente 25 millones de chopos y abedules para fabricar los 45.000 millones de palillos que los 1.316 millones de habitantes de ese laborioso y gran país utilizan al año para comer.
Eso es mucha madera, tanta que se calcula que en veinte años los bosques del nordeste del país se perderán a causa de la deforestación. ¿Qué harán entonces? De momento, no hay respuesta a tal pregunta, aunque el Gobierno intenta limitar el consumo de tales utensilios y promover el uso de otros reutilizables, además de que el comensal lleve los suyos al restaurante. ¿Y en casa, comerán con los dedos?
En cualquier caso, esperemos, por el bien general, que no tengan que recurrir al método de los temidos hermanos Marx.

4 comentarios:

Aldabra dijo...

He colgado más fotos de Ribadeo aunque de seguro lo sabrás de memoria.

luego me paso con calma y te leo, ahora me voy al cine.

bicos,
Aldabra

alba alpha dijo...

Esperemos qué no.
Te visito regularmente pero no siempre dejo comentarios sin embargo quería decirte que me gusta lo que haces. Los enlaces siempre bien escogidos convierten a los textos en algo más interesante y agradable de leer, como en este caso le dan un ángulo divertido a un asunto serio.

Saludos

Cruxens dijo...

Boas!. Nun dos últimos artigos da bitácora que ten a "Voz", un galego que vive aló refírese tamén ós palillos, anque dende outro punto de vista. Totalmente recomendable.
Aburiño!
P.D: Vaia oh, xa me esquençía de poñelo enalaçe.
http://blogs.lavozdegalicia.es/globalgalicia/2008/07/03/elogio-de-los-palillos/

Guillermo Pardo dijo...

Aldabra: Las he visto y no me canso de verlas... en directo. Gracias.

Alba: También te visito desde que lo haces tú a mi página. Gracias por tus palabras.

Cruxens: Acabo de ler o artigo que recomendas. En efecto, ten toda a razón a hai que pór os puntos sobre os palillos.

Gracias. Saludos y abrazos para todos.