martes, 19 de agosto de 2008

Manipuladores de emociones

Leo en el blog de Félix Soria sobre la manipulación de imágenes, en este caso de la guerra en Georgia, y pienso en los beneficios e intenciones de quienes traman, fomentan y cometen semejantes falsedades.
La historia de la información está repleta, al menos en los últimos cien años, de casos en los que se nos quiere hacer ver lo inexistente y encima que pensemos y creamos que es verdad; es decir, que nos toman por tontos. Y lo somos, porque volvemos a consumir de aquello que se ha utilizado para engañarnos.
Por muy altruistas, generosos, razonables o comprensibles que puedan ser los intereses de los manipuladores, es difícil para una cabeza sensata asumirlos sin pensar en sus probablemente pésimas consecuencias.
El caso de esa imagen supuestamente tomada en Georgia es ilustrativo porque el trucaje de la foto implica trucar el sufrimiento, el dolor, el efecto devastador de la muerte, la locura de la guerra. Si la foto que ilustra este post es falsa _y al parecer lo es porque forma parte de la misma escena truculenta_, ¿cómo reaccionaremos ante la siguiente? ¿A quién le van a importar el llanto del hombre que abraza a su hermano muerto o las imágenes de niños descuartizados por misiles o bombas de racimo?
Ese juego desinformativo y malintencionado es moralmente muy peligroso. El responsable no sólo es el manipulador artístico, sino también, y más grave, el de emociones, ese cuyo nombre no sale en el pie de foto.

Algunos ejemplos célebres de fotomontajes:
Fotos trucadas de torturas en Irak
Franco y Hitler, en Hendaya
El "jovial" Manuel Fraga
Sarkozy, sin michelines
El encuentro que no se había producido
El sospechoso caso de las no huellas de ZP
El bombardeo que no lo fue tanto
Cuatro fantásticos y un convidado
La aristocracia se sirve de técnicas plebeyas

Ilustración del post: Reuters

5 comentarios:

Julio Torres dijo...

Falta de ética profesional. Engano. Persoalmente detesto os enganos informativos que sempre respostan a intereses económicos ou ideolóxicos. Manipular ou inventar como fan moitos programas de televisión ou inventar noticias para logo desmentir paráceme unha práctica que atenta contra a deontoloxía profesional.

E o das imaxes trucadas aínda é moito máis fácil que os exemplos anteditos porque con tantos adiantos pódese facer, claro que nalgúns casos son moi evidentes, véxase o lavado de cara dalgún político preneolítico...

Alicia M dijo...

Menudo circo mediático...es acojonante.
Al final nadie ni nada sabrá distinguir la realidad de la ficción???

mundoetnia.com dijo...

Las bombas que son negocio para todos. Menos para el que le caen encima claro...

Yo siempre detesté la típica imagen estudiada del periodista informando con un tanque detrás. La mitad son de cartón, seguro.

En fin. Un abrazo

mundoetnia.com

Guillermo Pardo dijo...

Negocio, engaño, poder, dinero... Cualquier cosa puede explicar fotomontajes. La cuestión es convencer.
Saludos y gracias por vuestras aportaciones.

Salondesol dijo...

Sé de los foto-montajes, pero es asqueroso que los hagan en estos casos(sabiendo que los "pillarán" antes o después). Vi las imágenes en canal 24 h. No pensé que fueran montajes, ahora me siento estafada, me impactaron mucho.
Saludos.