lunes, 22 de febrero de 2010

Los políticos, sus privilegios y Platón

Si yo tuviese algún poder financiero, o de otra índole, obsequiaría a todos los parlamentarios gallegos con una obra elemental para el buen gobierno de los pueblos. La obra es un auténtico best-seller , pues del griego del siglo IV antes de Cristo pasó a la mayoría de las lenguas más o menos civilizadas y ha sido libro de cabecera de multitud de ciudadanos a lo largo de toda la historia. Se trata de La república , donde Platón afirma que los políticos no deben tocar ni oro ni plata, ni poseer riqueza, ya que solo un alma de bronce puede gozar de los bienes materiales. Los gobernantes, almas de oro, no tendrán un sueldo elevado, ni mucho menos podrán ser ellos los que se lo adjudiquen, sino que cobrarán aquello que el demos , el pueblo en general, considere como justo y necesario.

Esperanza Guisán, catedrática de Ética en la Universidade de Santiago, en La Voz de Galicia


1 comentario:

Aldabra dijo...

si eso fuera así en la actualidad, los políticos dimitirían todos porque ahora se lleva lo contrario ¿no?, cuanto más oro y plata se tenga, mejor.

¡oh, mundo cruel!

biquiños,