martes, 20 de noviembre de 2007

La falsa relación entre chabolismo e inmigración

La cuestión saltó a la opinión pública cuando se produjeron los incidentes por el desalojo en la Cañada Real Galiana, en Madrid. Entonces pareció tomar cuerpo la idea generalizada de que los inmigrantes malviven en las cloacas de las ciudades españolas.
La idea se extendió más quizá por las imágenes televisivas que por lo que indica la realidad misma. De hecho, cuando aquel desalojo, la crónica de El País hablaba de “un show con tantas cámaras de televisión, policías y médicos como vecinos”.
Antonio Izquierdo, catedrático de Sociología de la Universidade de A Coruña y miembro del Observatorio Permanente de Migraciones Internacionales de la OCDE, parece tener claro que las cosas no van por ahí cuando afirma que España ha integrado a más de 4,5 millones de inmigrantes sin crear más chabolismo. Conozco personalmente a Antonio Izquierdo, a quien recurro habitualmente para documentar informaciones periodísticas, y no me cabe la menor duda de que sabe lo que dice.
Algunos datos, al margen de los que él maneje, parecen avalar su afirmación, puesto que el Ministerio de la Vivienda dice que los inmigrantes han comprado más de 26.000 pisos en el primer trimestre de este año, casi un 12% del total de las ventas realizadas. Y las previsiones van en aumento.
Por si esto no es suficiente, a un extranjero le cuesta la hipoteca una media del 8% más cara que a un español, síntoma de que los bancos, que no regalan ni los bolígrafos de propaganda, no se fían y quieren asegurarse el beneficio, pese a que el grado de morosidad de los inmigrantes es inferior al de los naturales del país y de que sus sueldos son también entre un 30 y un 40% más bajos. Pero además, los inmigrantes ocupan el 40% de los dos millones de viviendas en alquiler que hay en España, aunque, claro, son de entre ¡20 y 35 metros cuadrados! y de renta baja.
Esos son datos fundamentales para comprender que inmigración y chabolismo no son sinónimos. Además, no imagino a las entidades bancarias pariendo rentables productos para chabolistas.

Algunos datos resumidos
Los inmigrantes como inversores en vivienda
Gonzalo G. Rubio: Chabolismo

9 comentarios:

Jluis dijo...

Estupendo trabajo Guillermo.

Entender a las personas inmigrantes como personas debería llevar sin desvíos a descartar esterotipos como los que unen a esta población con el chabolismo.

Si esta noción se extiende es porque se los ve como una amenaza, ajena a la sociedad normalizada y movidos por el oportunismo.

Lo dicho un trabajo excelente.

Un abrazote

Eifonso Lagares dijo...

La aportación de los inmigrantes al PIB de España no es nada despreciable. Pensar que viven en la mas absoluta pobreza y practican el chabolismo, no tiene ningún sentido.
Un excelente trabajo de documentación, claro está que no esperaba menos.
Saludos

Martín Bolívar dijo...

Un buen comentario que va más allá de las noticias de los medios generalistas, que analiza con una óptica crítica. Quisiera añadir que he visto en algún telediario, hace algún tiempo, perdón por la imprecisión, de que un banco se ha especializado en hipotecas para inmigrantes. Es decir, que los inmigrantes son un negocio rentable para los bancos, igual que los nativos, digamos.

entrenomadas dijo...

Excelente, aclara muchas cosas, desmonta estupideces. ¿Por qué no abren un informativo con artículos así?
Lo imprimo porque tiene datos que prefiero tener en papel para leer en cualquier rato.

Sws

Desesperada dijo...

me parece un análisis de lo mejor que te he leído. y que hace pensar, desde luego.

Guillermo Pardo dijo...

En general, tendemos a menospreciar a aquellos en quienes apreciamos indicios que nos aportan la percepción de que no son como nosotros. El modo de vestir, por ejemplo, o la calle donde se vive. Esa idea se ha trasladado a la inmigración.
Saludos y gracias por vuestras aportaciones.

Waiting for Godot dijo...

Eso es totalmente cierto. Besos.

Guillermo Pardo dijo...

Gracias por tu visita, Waiting. Besos para ti también.

[La Otra Agenda] dijo...

Gracias Guillermo por tu magnífico trabajo. Enlazo.
Abrazos
David