lunes, 1 de septiembre de 2008

Inmigrantes: simples datos estadísticos

Hasta no hace mucho, la llegada de pateras con inmigrantes a las costas españolas era noticia de primera página. Hoy ha dejado de serlo, salvo que tenga tintes catastróficos. La muerte de unos cuantos africanos se considera ya simple dato estadístico, como denuncia Sevilla Acoge.
Los inmigrantes que entran ilegalmente en el país por vía marítima apenas merecen un breve comentario. Es como si el drama hubiese dejado de serlo para formar parte de los balances políticos con que se nos pretende convencer de que las medidas puestas en práctica para controlar la inmigración ilegal han sido las adecuadas. Sin embargo, la realidad es que la causa y el efecto siguen vigentes.
¿Es adecuado construir nuevas fronteras en la Europa que se nos vendió "sin fronteras"? ¿Es adecuado permitir que el mar se convierta en tumba de miles de personas desesperadas? ¿Es adecuado adoptar normas legales claramente homófobas que convierten a las víctimas en culpables?
¿No sería más adecuado que en lugar de gastar millones de euros en programas de represión que nunca podrán erradicar la necesidad de comer y de vivir dignamente, se invirtiesen en economía, en política educativa y sanitaria en esa misma África que paga las consecuencias de la colonización europea?
Los datos estadísticos no tienen necesidades humanas que debamos satisfacer.

5 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Y aún en verano se ha hablado algo de ellos porque para salir en los periódicos han tenido que morirse unos cuantos. Pero ahora que empieza el curso y hay otros huracanes que contar, ya se pueden apañar, ya.

entrenomadas dijo...

Comnpletamente de acuerdo.
Y lo que dices me asusta. Cuando la muerte, el dolor y la desaparación dejan de ser drama y noticia para convertirse en paisaje, en papel de periódico de segunda algo terrible falla en la sociedad.
Y esa asimilación por parte de tanta "buena gente" de que es algo "inevitable".
Admitir y asimilar lo que esta ocurriendo es una barbaridad, es ser cómplice de lo que ocurre.

Un beso,

Martín Bolívar dijo...

Inversiones en políticas económicas, educativas y sanitarias en África, éso es lo que falta, en vez de invertir en armas o en lanzamientos de cohetes al espacio.

Guillermo Pardo dijo...

Es impresionante la velocidad con que pasamos de un drama a otro, de un crimen a otro, de una guerra a otra, de una nimiedad a otra. Apenas queda tiempo para reflexionar sobre lo que vemos, pensamos, hacemos, sentimos o escuchamos. Pero bueno es escribir y opinar de ello.
Gracias por vuestras opiniones. Saludos.

Kaos dijo...

De algún modo nos hemos convencido, con la ayuda del marketing y la publicidad, de que la vida es fácil y que está supervisada. El Estado lo resuelve todo, la sanidad, la protección. Y tan sólo los dramas de grupos,de conjuntos de personas nos alteran.

Las muertes por goteo no impactan, aunque acumulen sumas vergonzosas.