martes, 21 de octubre de 2008

Contra los proxenetas de la virtud

No tengo nada en contra de la pornografía, cuya fuerza radica, al parecer, más en lo que se ve que en lo que se muestra. Cuestión de interpretaciones, supongo.
No tengo nada en contra de la pornografía, decía, pero sí contra quienes escudándose y valiéndose de ella explotan, denigran, violan, roban, asesinan y/o maltratan a otras personas. Y si las víctimas son niños, más personal es todavía la cuestión porque todos esos efectos se multiplican sobre el cuerpo, el alma y la mente del símbolo de la inocencia por excelencia: la infancia.
Por eso me sumo a la feliz iniciativa de La huella digital y de Vagón-bar. Por eso y porque quiero contribuir en lo posible al bienestar de los niños y, de paso, hacer la puñeta a los proxenetas de la virtud.

4 comentarios:

Alicia M dijo...

Me uno a esta iniciativa.Un abrazo Guillermo.

Martín Bolívar dijo...

Yo me adhiero.

Nacho dijo...

Gracias por tu apoyo y ánimos, compañero. Estamos haciendo algo grande y a ver si entre todos desinfectamos todo lo posible la Red.

Un abrazo!!

JoanMontane dijo...

Me adhiero a cualquier iniciativa que se lleve a cabo sobre este asunto http://forogam.blogspot.com/
De hecho llevo en "campaña" desde hace años. Y sí que vale la pena. En mi opinión, de lo que se trata, es de estar todos unidos contra esta lacra, crear una especie de conciencia colectiva.


Un saludo.
Joan Montane.