viernes, 7 de noviembre de 2008

Nosotros somos el cambio

Siento ir contracorriente, pero estamos equivocados si creemos que Obama representa algún cambio más allá del que le compete como político demócrata en oposición al político republicano, visto desde la óptica norteamericana.
Obama representa una opción sociopolítica en su país, como Zapatero en España, y un enfoque de la política internacional cuyo rumbo y resultados están todavía por ver. Pero, en esencia y por extensión, Obama no va a cambiar el mundo. No puede.
Obama no puede obligarme a consumir menos, ni mejor ni de otro modo. No puede hacerme más solidario si no tengo intención de tender la mano, como tampoco puede hacerme menos racista si sigo empeñado en no querer comprender que soy blanco por azar. Por puro azar.
Ni Obama ni ningún otro líder mundial pueden lograr hacer de mí una persona responsable si tengo y quiero conservar mi instinto bandarra, mi afición por las armas o mi gusto por el baño en pompas de jabón en lugar de adaptarme a la ducha diaria con veinte litros de agua.
Tampoco Obama puede obligarme a usar el transporte público, ni a forzarme a bajar la calefacción a 20 grados si no me mentalizo de que los cambios sólo son posibles si yo me comprometo a formar parte del cambio para que el mundo cambie a mejor.
Obama sólo representa una parte del cambio. El resto nos implica a todos. No nos equivoquemos.

Foto: Yoon S. Byun / Globe Staff. Tomada de The Big Picture / The Boston Globe.

9 comentarios:

Kaos dijo...

Muy bien traído tu artículo, sincero y valiente en lo personal.

Un abrazo

Irreverens dijo...

Pongamos los puntos sobre las íes, sí señor.

Que luego lo fácil es culpar también al mismo Obama de todo lo que nosotros hemos dejado de hacer...

Lo de siempre, vamos.
:)

Un beso

Francisco O. Campillo dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo tampoco creo en los líderes salvadores porque prefiero pensar que somos los ciudadanos libres quienes tenemos las riendas de nuestro futuro.

Y dicho esto, tal vez era necesario que ganase Obama y demostrase que aún mantenemos nuestra capacidad de ilusionarnos ¿O no? ;-)

Jluis dijo...

Jooo!!! entonces no lo podemos dejar todo en manos de Obama... Cachisss!!!, con lo buen mozo que es!

En fin, que habrá que asumir nuestra responsabilidad.

;-). Gran post compañero

June Fernández dijo...

Muy bueno, sí señor. Como dice JLuis, resulta muy cómodo delegar en un mesías.

Julio Torres dijo...

Acetadísima reflexión, amigo Guillermo.

Un saludo desde Sanxenxo
Carpe Diem

los pensadores dijo...

todos debemos aportar el granito de arena, todos debemos fomentar un cambio por nosotros y por las proximas generaciones..



un abrazo...

Martín Bolívar dijo...

Entrada excelente. Debemos recordar aquella frase de John Fitzgerlad Kennedy: "No pienses lo que el Estado puede hacer por tí, piensa lo que tú puedes hacer por el Estado"... y luego lo asesinaron...

Guillermo Pardo dijo...

Gracias por vuestras palabras, compañeros. Sí, deberíamos hacer más y quejarnos menos. Las pequeñas acciones pueden conseguir grandes logros. En ello estamos día a día.
Saludos y bienvenidos a los nuevos.