martes, 30 de diciembre de 2008

Devolvedme el 2009

Todavía no ha empezado y ya me lo habéis quitado.
Os habéis pasado el 2008 hablándome mal del 2009. Sin haberlo conocido, lo habéis condenado. Sin juzgarlo.
Sois violadores sumarísimos del tiempo. Sólo por eso merecéis ser borrados del calendario. Enero debería congelaros la saliva, febrero marcaros el rostro con bubónico sarcasmo y marzo teñiros la mirada de daltónica contrariedad. Cada mes del 2009 tendría que ser para vosotros un castigo de sumarísima nada, un agujero negro donde el más ínfimo sentimiento de ternura os martirice desde las profundidades del filo de una cuchilla de enamorar.
Os habéis propuesto asustarme el 2009 con funestos augurios: más quiebras, más desempleo, más hambre, más engaños, más guerra, más apocalipsis.
Pese a vuestra malevolencia y a vuestra maquinaria de infundir terror, no os tengo miedo. Sólo dulce desprecio.
Quiero que me devolváis sin tacha mi parte del 2009.
Quiero trabajarla, moldearla y cincelarla a mi manera, con la consideración y el respeto que vosotros habéis dilapidado contra el paredón de Wall Street.
No conseguiréis fusilarme la esperanza. Pienso enfrentarme a vuestra interesada guerra con la paz del compromiso y el armisticio de la palabra, a vuestro perjuicio con el beneficio de la duda, a vuestra codicia con prudencia, a vuestra sed de poder con hambre de conocimiento, a vuestra ambición con responsabilidad de ciudadano.
Devolvedme el 2009. Yo os devolveré, sin rencor, la amargura que derramasteis en el 2008.
Para vosotros, otro 2008. Para nosotros, un buen 2009.

8 comentarios:

Juan dijo...

Jamás pensé que se pudiera encarar el 2009 con el optimismo que dibujas en el texto. Así sí estoy dispuesto a pasar la línea fatídica del 31 a las 12 de la noche.

JLuis dijo...

Amigo Guillermo... silenciosa ovación por tu post y mi sincero agradecimiento por espabilarme. Andaba yo entre despistao y enganchao en el pesado polvo del pesimismo que nos han vendido... y que hemos pagado dando parte de nuestra ilusión en el cambio. Un abrzo

entrenomadas dijo...

Buenoooooooo.
VIVA EL 2009!!!!
No vaya a ser que se enfaden las brujas y nos hagan un conjuro al estilo Solbes.
Vamos, que estoy por tatuarme el numero 2009. Bueno, casi mejor no.

Te deseo lo mejor,

M

Elena dijo...

Te copio la intención del optimismo, di que sí. Y ahora mismo hago en Historias de Afrika mi última entrada del año con ese espíritu. Feliz año nuevo, Guillermo, y que sigan ahí los mismos sueños.

Daniel Mercado dijo...

Esperemos que el 2009 sea un año nuevo a estrenar y para construir, que nos lo "devuelvan" porque, como dices, es nuestro y no hay derecho a que hasta del futuro se apropien.

Aldabra dijo...

presentado así me entran ganas de...

a buenos entendedores, pocas palabras bastan...

me ha encantado el texto, formalmente hablando... acerca del contenido ya me he manifestado antes...

biquiños,

Guillermo Pardo dijo...

Soy de los que piensan que lo mejor está siempre por venir. Confío en que sigamos juntos un año más. Al menos. Gracias por vuestras atonadoras y silenciosas ovaciones. Gracias por estar ahí. Un abrazo colectivo.

Nanny Ogg dijo...

Esto hasta el moño de pesimismos. Yo no pienso dejar que me roben 2009; prefiero mirarlo con una sonrisa de esperanza que con un ceño fruncido de pesimismo... y me da igual que me llamen ilusa...

Feliz Año