lunes, 30 de marzo de 2009

El desolador paisaje de la colección de periódicos

Con el paso del tiempo vemos cómo se han momificado los momentos más intensos y emotivos, las alegrías y las amarguras. Hasta la brevedad de la vida adquiere su máxima expresión en las amarillentas páginas.
Con el paso del tiempo vemos cómo ahora son ridículas muchas cosas que en su día consideramos sublimes, cómo muchos de nuestros entusiasmos no eran más que gestos y poses, y cómo en un soplo han envejecido escritores, artistas y hombres de multitudes que creíamos fuertes y eternos.
Con el paso del tiempo vemos cómo las crónicas que nos parecían brillantes hace unos años son ahora frívolas, intrascendentes, espejos de vanidades sin límites, y cómo los artículos que antes nos parecían demoledores son ahora ridículamente cándidos.
Con el paso del tiempo vemos cómo desfilan los hombres que han vivido un minuto, los periodistas que han tenido una semana de gloria, las estrellas que se han ajado en los quirófanos, los políticos que lo han cambiado todo para que nada cambie.
Con el paso del tiempo vemos cómo todo y todos se esfuman, desaparecen, se convierten en ceniza que el viento esparce en el olvido.
Con el paso del tiempo pocas cosas son tan ciertas como que nada hay más desolador que una colección de periódicos.

5 comentarios:

Casshern25 dijo...

muy cierto, la generación que iba a cambiar el mundo y cambio todo menos ellos.

Manuel Ortiz dijo...

Es curioso porque estos días yo también estoy leyendo artículos de Larra, de Azorín, de Baroja, etc, escritos en prensa, casi todos ellos en ABC, hace mucho años. Y la sensación que esxtraigo es exactamente igual. ¿Será la vida, que en el fondo es tan cíclica hoy como hace 100 años?

Aldabra dijo...

los periódicos son la prueba palpable, no es algo que pensamos o imaginamos, son la certeza.

bicos,

Guillermo Pardo dijo...

Manuel: Creo que sólo la ciencia nos aporta cosas nuevas. Lo demás, aunque se vista con otro ropaje, no me lo parece.

Gracias a todos por vuestras opiniones. Saludos.

entrenomadas dijo...

Justo hoy que borrado un texto durísimo sobre la prensa. Si te hubiera leído antes no lo hubiera hecho.
Voy a ver si lo recupero.
Gracias.

M