sábado, 19 de diciembre de 2009

Telemalpensado

Después de acostarme ayer con el anuncio de la absorción de Cuatro por Telecinco, que se suma a la de La Sexta por Antena 3, hoy me he levantado telemalpensado.
Porque además de los pelotazos de que habla Antonio Sanjuán y de la multiplicación de la telemierda que augura Nacho de la Fuente, lo que también se avecina, en mi opinión, es un golpe de mano ideológico, un empobrecimiento de los puntos de vista informativos y un uniformismo programático bazofiesco.
Porque no me creo, pese a lo que dicen los que ponen la pasta, que ni Cuatro ni La Sexta vayan a mantener su estilo ni, mucho menos, su ideología, sino que acabarán desapareciendo. Tampoco me creo que las empresas dominadas accionarialmente por Berlusconi y elementos cerebralmente berlusconianos vayan a hacer una televisión más plural, formativa, interesante y diversa, sino más rentable desde la vertiente económica, más sumisa con el poder -es decir, con ellos mismos y sus compadres políticos- y más beligerante con la oposición y el inconformismo.
Y porque además creo que estas operaciones y otras que vendrán no son más una manera encubierta de preparar el asalto al poder político de las fuerzas más conservadoras y regresivas, gracias, también, a la inopia del llamado progresismo político.
Franca e irónicamente, estoy pensando en pasarme a la Fox.

3 comentarios:

Nacho de la Fuente dijo...

Ya estás enlazado. Saludos!

JLuis dijo...

No puedo estar más de acuerdo, Guillermo...

Un abrzo

Antonio Sanjuán dijo...

Los canales no van a desaparecer, al menos hasta 2015, y puede que, como el resto de la oferta de TDT segmenten su oferta por estilos, pero estoy de acuerdo en que no lo van a hacer por ideologías. Van a ir toditos de la mano, en línea con el pensamiento único, principalmente conservador. Como decía Buenafuente, va a ser divertido ver a Gabilondo en un informativo de Berlusconi. Pero por pluralidad de canales no va a ser, estarán los autonómicos, los locales... si alguien quiere intentar una televisión de mayor calidad su problema será económico, no de frecuencias de emisión.