martes, 19 de enero de 2010

¡Qué no pasen!

Son como los osos: hibernan cuando las circunstancias no les son favorables. Son como los zorros o las serpientes: sabe esperar el momento para atacar. Son como los lobos: en cuanto se hacen con la presa, no la sueltan.
El post de hoy no va de zoología, sino de ideología. No de cualquier ideología, sino de la que no soporta lo que soportan aquellas con las que convivimos normalmente, basadas en el respeto.
Esa gente tiene derechos, pero no reconoce los de los demás. Ellos no proponen, imponen y disponen. Por eso debemos hacer lo posible para que sigan siendo política y socialmente testimoniales, el detalle pintoresco del paisaje diverso que deben ser la Sociedad y la Humanidad.
Tenemos que esforzarnos por ser más civilizados, no para ser más generosos y solidarios con ellos, sino precisamente para relegarlos a ese pintoresquismo que nos mantendrá a salvo de una nueva barbarie.
Tenemos que esforzarnos civilizadamente para que no pasen.

5 comentarios:

entrenomadas dijo...

Te leo hoy, precisamente hoy que llevo un día cruzado y puntiagudo, En fin. Hoy han detenido a uno de los organizadores de la Red sin papeles de Zaragoza. Un artesano, un tipo elegante y bueno. Protagonista del corto "Segunda frontera". Argelino, místico, culto. Cuando he vuelto de la protesta en la Comisaría me he encontrado a un grupo de neonazis. El asco me ha revuelto el estómago. Ahora vengo y te leo esto. Hoy me tomo un whisky con toda seguridad.

Completamente de acuerdo con tu texto.

Kisses, Guillermo,

Marta

Guillermo Pardo dijo...

Confío en que el día sea hoy mejor y en que el güisqui te haya sentado bien. A veces es eficaz. K.

Aldabra dijo...

Pienso esforzarme todo lo que pueda porque ese tipo de conductas antisociales me ponen los pelos de punta.

biquiños,

JLuis dijo...

ahí tenemos que estar Guillermo. Pendientes de que, por las rendijas que se generan en una sociedad en cambio, no se nos cuele quién solo entiende la imposición como argumento.

Guillermo Pardo dijo...

Pues sí, compañeros, hay que estar atentos y no permitir que pasen. Consentirlo sería una irresponsabilidad social y política.
Gracias por vuestras visitas y comentarios.