miércoles, 14 de abril de 2010

Una revolucionaria ruptura tecnológica

Sin cables, sin circuitos eléctricos, sin batería, sin necesidad de conexión. Compacto y portátil, puede ser utilizado en cualquier lugar. Nunca se cuelga, nunca necesita ser reiniciado.
Sólo tienes que abrirlo y disfrutar de sus enormes ventajas.

2 comentarios:

santi dijo...

Yo he reiniciado algunos de mis favoritos. :-)

Frank Invernoz dijo...

Una excelente revolución tecnológica. Debemos hacer votos para que progrese.