viernes, 27 de abril de 2007

Nacho de la Fuente: "He pensado muchas veces en abandonar el blog"

Casi 3.000 comentarios y 27 meses después, Nacho de la Fuente se ha convertido en un clásico de la blogosfera. Un clásico del siglo XXI dedicado al periodismo desde hace 17 años, los ocho últimos como redactor de La Voz de Galicia. Allí estamos, cinco metros separados el uno del otro. Es mi maestro en bloguerismo. Es esta, por tanto, una cita EntreBlogueros.

- Primero fue el Premio BOBs 2006 a la mejor bitácora en español, luego un periódico argentino coloca a La Huella Digital en el primer puesto de los diez que califica como los mejores de habla hispana y, finalmente, vas camino de las 300.000 visitas. Todo en poco más de dos años. ¿Imaginabas tal éxito y tan pronto?
- Para nada. Ha sido toda una sorpresa estar nominado a los Premios BOBs que concede la Deutsche Welle alemana y luego ganarlos ante bitácoras de gran prestigio. Este galardón está considerado el “oscar de los blogs” y tardé varias horas en digerir ese triunfo internacional. Lógicamente las visitas a La Huella Digital se han disparado y tras el premio se han multiplicado hasta por cuatro. En los primeros días tuve 7.000 visitas diarias y actualmente registro unas 600-800 cada día.
- Tanto reconocimiento implica también más responsabilidad. ¿Te sientes presionado por la exigencia?
- Presionado no es la palabra, quizá algo más obligado a actualizar el blog y hacerlo con la máxima responsabilidad. Aparte de las visitas que recibo, más de 300 personas están suscritas a La Huella Digital. Eso supone que han decidido seguirte al minuto en todo lo que hagas. Y eso impone más perseverancia y constancia.
- En vista del éxito, ¿te has fijado algún objetivo?
- Por ahora ninguno. Quiero seguir exactamente igual y que todo esto no se me suba a la cabeza. Yo lo único que hago es prepararme para el periodismo del futuro y aprovecho el blog como una estupenda plataforma para escribir.
- ¿Qué es lo que más te maravilla de la experiencia?
- La interactividad, el buen ambiente que hay y el ansia de los internautas por leer y aprender. No dudan en opinar, corregir algún error tuyo y enlazar con los posts que les gustan.
- Ningún comienzo es fácil. ¿Cómo fue el tuyo? ¿Pensaste en abandonar?
- El mío fue pura casualidad. Llevaba meses leyendo blogs y me daba cuenta de que era un ejercicio informativo y de relajación casi diario. Un día, ojeando Periodistas 21 me fijé que arriba a la izquierda ponía Blogger. Pinché y me encontré con un mensaje muy atrayente: «Cree un blog en tan sólo 3 pasos». Me atrapó. Seguí las órdenes que me daban, elegí una plantilla, le puse el nombre al blog [con el doble sentido de mi huella personal y la huella que deja la sociedad digital] y a los pocos minutos tenía una página personal en Internet completamente desnuda de contenidos, pero llena de ilusiones. Con respecto a abandonar, lo he pensado muchas veces. Incluso después de haber ganado el premio en Berlín. Por ahora puede más mi perseverancia bloguera que mi comodidad. Y para el que no lo sepa, el blog es muy adictivo y saca muchas horas de tiempo libre.
- ¿El peor y el mejor momento?
- El peor cuando, al principio, nadie de mi entorno entendía por qué hacía el blog de forma altruista con unas 20-30 visitas diarias (la mitad eran mías y la otra mitad de mis conocidos). El mejor, sin duda, el 11 de noviembre del 2006, cuando me enteré que La Huella Digital había sido elegida mejor bitácora en idioma español. Eso fue una revolución porque en mi vida recibí tantas llamadas telefónicas de particulares y medios, correos electrónicos y felicitaciones. Curiosamente aún me siguen felicitando por ese premio. El último, el pasado lunes, ha sido Manuel González, presidente de la Asociación de la Prensa de La Coruña.
-¿Has tenido maestros o te forjaste a pulso?
- Me forjé a pulso porque me marqué el reto personal de montar algo así yo solo. Eso implicó muchas madrugadas frente al ordenador, conociendo lo que es el lenguaje HTML. Todo lo aprendí de Internet porque en la Red está todo. Mis “maestros” fueron otros blogs a los que seguí detenidamente.
- ¿Cuál fue tu post más comentado? ¿Y el más polémico?
- El más comentado fue Reverencias e irreverencias, que fue enlazado por Periodista Digital y recibió más de 5.000 visitas y cerca de 200 comentarios. El más polémico, quizá, ha sido ¿Adelanto de las elecciones?
- ¿Te han amenazado o criticado injustamente?
- Amenazado nunca. Críticas ha habido pocas, alguna de ellas injusta. Aprovecho para decir que llevo casi 2.800 comentarios en 27 meses y sólo he borrado unos diez por ser ofensivos. Eso dice mucho a favor de los lectores de La Huella Digital, que con gran respeto han entendido a la perfección las reglas de juego de la libre conversación.
- ¿Es el bloguerismo una nueva forma de periodismo?
- No exactamente. Los blogs son páginas personales en Internet en las que se puede opinar, informar, meter textos, imágenes, vídeos y hasta archivos sonoros. Últimamente muchos expertos en comunicación debaten si los blogs son periodismo o no, si llegarán a competir algún día con los medios tradicionales. Considero que hay que huir de euforias y triunfalismos. Los blogs, por sí mismos, sólo son un soporte, un medio más de transmitir hechos y opiniones, una herramienta perfecta para la comunicación interactiva. Y en función del acertado uso que se haga de las bitácoras se puede llegar a hacer periodismo. En algunos casos, excelente periodismo compatible con los diarios de papel.
- ¿Cambiarán las bitácoras la forma y el fondo del periodismo?
- En la forma ya lo están haciendo. El primer ejemplo fue el 11-S y el último, la masacre en la Universidad de Virginia. La blogosfera norteamericana ganó en instantaneidad a los propios medios digitales y esa celeridad fue contada con todo detalle por los medios tradicionales. En cuanto al fondo, algunas historias que circulan por la blogosfera las veo tres días después en los medios tradicionales que, todo hay que decirlo, empiezan a dejar de mirar a los blogs como enemigos.
- ¿Puede considerarse la bitácora como una plataforma de reivindicación profesional?
- Por supuesto. Considero que todo lo que hacemos en nuestra vida con carácter público es una plataforma de reivindicación. En mi caso está más que claro. Llevo casi ocho años corrigiendo noticias y filmando páginas de otros y el blog supone para mí ese soplo de aire fresco que siempre necesitamos.
- Algunos periodistas blogueros han conseguido buenos contratos, mejorado sus condiciones laborales e incluso accedido a la dirección de medios. ¿Aceptarías dirigir un periódico si te lo propusiesen?
- Aunque la pregunta me suena a ciencia ficción, claro que sí. Bienvenido sea cualquier progreso profesional. Trabajo para ganar dinero e intento aprender lo máximo de esta profesión. Si tuviese una oferta así sería todo un reto personal que no dejaría escapar. Eso sí, intentaría no dejar el blog, aunque sería una batalla más difícil.
- Las bitácoras son ya, en muchos casos, parte de la oferta informativa de los grupos de comunicación. ¿Es una forma de ganar audiencia o de evitar perderla?
- Pues las dos cosas a la vez. Siempre digo que los fieles lectores de prensa se están yendo al cementerio y que las nuevas generaciones, desgraciadamente, bajan menos a comprar al kiosco. Los blogs integrados en las ediciones digitales de los medios aportan más visitas on line y, de paso, acercan los contenidos del diario de papel a jóvenes y potenciales lectores. Por eso, repito, ambos formatos son complementarios. Se necesitan el uno al otro.
- ¿Venderías tu página al mejor postor?
- Como buen gallego te diría que depende... aunque mi corazón dice que no. Y suena rotundo.
- ¿Cuáles son tus límites? ¿Se los ves a la blogosfera?
- Mi límite, y objetivo a la vez, es la búsqueda de la verdad y mi calidad de vida. Si alguno de ellos se tambalea, dejaré inmediatamente el blog. La blogosfera tiene los mismos límites que la propia prensa, que se fundamentan en ser veraces, respetar la intimidad de las personas y defender a capa y espada la libertad de expresión, no de agresión. Creo que el periodismo es un bien público que debe orientarse a construir, no a destruir. El que no vaya por ahí, malo.
- Publicidad sí, publicidad no en los blogs. Hay quien la considera una mordaza, una incoherencia respecto de la esencia bloguera. LHD la acepta. ¿Eres ahora menos libre que cuando no la tenías?
- La puse hace mes y medio y no soy menos libre. Las ganancias serán tan anecdóticas que pueden dar para un par de cenas al año. Al menos, eso espero. No creo que sea una mordaza poner publicidad. Otra cosa es escribir posts favorables a determinados productos o empresas a cambio de dinero. Eso sería prostituir el mundo blog. Por fortuna, no conozco ningún caso.
- Códigos de conducta, códigos deontológicos, códigos morales... Últimamente están de moda y crean intensos debates. ¿Resistirá la blogosfera los intentos de someterla a la corrección política?
- Los códigos de conducta, deontológicos o morales debe imponérselos cada uno a sí mismo, escribiendo con rigor y contrastando con otras fuentes en pro de la verdad, huyendo de la manipulación. Lo cual no quiere decir que en la blogosfera deba haber corrección política. Para eso ya están otros. El principal papel de la libre información es fiscalizar al poder en beneficio del interés general. Y de eso saben mucho los blogueros estadounidenses, que han puesto contra las cuerdas en más de una ocasión a la Casa Blanca.
- La libertad de expresión es un derecho, la defensa también. ¿Cómo defenderse de los ataques?
- Con argumentos. Sin duda, el mejor arma es la palabra.
- Tres consejos para principiantes
- Como estamos hablando de blogs y redes sociales, el primer consejo es enlazar y enlazar. El segundo, escribir posts cortos y con un lenguaje fresco, cercano y apto para todos. El tercer consejo es ser tú mismo, tanto en la forma como en el fondo, imprimiendo a tu blog un estilo propio e inconfundible.

4 comentarios:

Eifonso Lagares dijo...

Enhorabuena por está magnifica entrevista a todo un personaje de la blogosfera y al que también sigo a diario. Felicidades.
Un saludo.

Alberto "Paco" dijo...

Guillermo gracias por publicar la entrevista de Nacho, yo conocí el blog de el en una forma muy particular, y fue justo unos meses después que hice el mio, hay detalles que me gustaría contarte, pero los estoy guardando para un futuro pots en mi blog de como comencé y como fue ::La Huella Digital una inspiración para mi.

Cualquier cosa que necesites y esté a mi alcance estaré disponible.
Saludos desde Boconó, Venezuela.

Guillermo Pardo dijo...

Gracias a ambos por vuestras visitas y vuestros comentarios. Saludos

unjubilado dijo...

Cuatro meses han pasado desde que le hiciste la entrevista a Nacho, hoy la he leido ya que me ha nominado en "El Día del Blog".
Salvando las distancias, me he sentido totalmente identificado con sus respuestas y por supuesto con esos tres últimos consejos para principiantes, aunque yo ya creo que he dejado de serlo.
Saludos