domingo, 24 de junio de 2007

Cuarenta cuchilladas de impotencia

No ha terminado el primer semestre de 2007 y ya hemos superado la mitad de las muertes de mujeres por violencia sexista ocurridas el año pasado. Van ya cuarenta, frente a las 68 asesinadas en todo el 2006.
Yo no sé si esta es una víctima más, como tampoco si esta forma parte de esa espiral asesina, pero a estas alturas me da exactamente igual porque las víctimas son siempre las mismas: donde haya una discusión con hombre y mujer por medio, ella acaba perdiendo porque él impone el contundente argumento de la fuerza sobre el más productivo del diálogo.
Cada vez que me entero de noticias sobre estos casos siento impotencia y a veces agudo dolor, como si me acuchillasen, porque de alguna manera percibo que acuchillan a mis mujeres.
No entiendo que algunos hombres sean capaces de controlar sus esfínteres pero no sus impulsos violentos, cuando una y otra cosa se aprenden, se asimilan y se ponen en práctica con naturalidad.
Las campañas de mentalización y sensibilización deben incrementarse, la educación, ¡sobre todo para la ciudadanía, esa que algunos sectores ven tan perjudicial para los demás!, debe reforzarse para que niños y niñas no se vean unos a otros como rivales sexuales, sino como complementos, y para que ellos sientan que cada cuchillada sobre ellas es una cuchillada en su orgullo, pero no de impotencia, sino de ofensa.

Imagen: René Peña (Serie Ritos, sin título)
Instituto de la Mujer. Estadísticas

free music

7 comentarios:

Eifonso Lagares dijo...

Amigo Guillermo, creo que es cuestión de educación y efectivamente debe incluirse en la asignatura tan polémica de educación para la ciudadanía.
Pero al mismo tiempo se debe analizar como influyen la actual difusión de estos lamentables sucesos a través de los medios de comunicación y sobre todo la televisión.
¿Necesita un tratamiento igual a los suicidios?.
Un saludo

La mujer justa dijo...

si todos los hombres sintiesen este problema como tú lo haces, estaríamos más cerca de erradicarlo.

Una mujer desesperada dijo...

la mujer justa era yo, es que estaba en mi otro blog y olvidé cambiar el nick! bicos.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Guillermo Pardo dijo...

No sé si habría que tratar este asunto como los suicidios, Eifonso, no lo he pensado; pero ya va siendo hora de apretar las tuercas educativas y sociales para poner fin a tanta sangría. Saludos.

Sentidiño y templanza podrían ser suficientes, Desesperada. Bicos.

Gosto muito da túa visita, Rodrigo, a qual agradeço. A túa invitaçao vai serem correspondida de seguido. Uma aperta.

atiko77 dijo...

Evidentemente hay que erradicar este problema, pero no creo que la solución este en la asignatura de ciudadania ni en ninguna otra asignatura de pauperrimo nivel (estoy en contra de esta asignatura come cocos pero no es aqui el lugar de comentarlo, sino en la persona misma, en los valores y en la educación que recibe de sus padres. La escuela no puede mucho si en casa no se hace nada...

Guillermo Pardo dijo...

No creo que una asignatura solucione el problema,ningún problema, pero creo que puede ayudar a evitarlos. Esa es, me parece, una de las claves de la enseñanza. Saludos atiko y gracias por tu visita.