viernes, 15 de junio de 2007

Desesperada: "¡Imagina qué hubiese pasado si mi blog se llamase 'Sexo en Vigo'!"

Desesperada no es, que yo sepa, nombre de mujer, aunque podría serlo: María de la Desesperación. Claro que si quien así se llamara se dedicase al cine tendría que cambiarlo por Rita, Ava o Marilyn, que, por cierto, acabaron de un modo u otro desesperadas. No parece este el caso de esta Desesperada a juzgar por la frescura, el desenfado, la enjundia de sus escritos y la pléyade de admiradores y simpatizantes que se mueven en torno a su bitácora. En cuanto a la foto, qué puedo decir si no que es ella y es decisión de ella que aparezca aquí. Y ya se sabe que EntreBlogueros…
Una mujer desesperada… Chocante e interesante título para una bitácora: ¿habilidad o azar?
Cuando decidí abrir mi blog di vueltas a muchísimos nombres, pero decidí convertirme en mujer desesperada porque me pareció gracioso, como de mujer frenética, sin tiempo, y, en el fondo, atónita por el mundo en el que vive. La serie (Mujeres desesperadas) influyó, claro, aunque me gusta más Sex in the city, la mal traducida Sexo en Nueva York, decidí ser Desesperada porque ¡imagina qué hubiese pasado si decido llamar a mi blog "Sexo en Vigo"!
Una mujer desesperada, ¿nace o se hace?
Nací como blogueira (es una palabra inventada, je je) un tanto perdida, titubeante, era un mundo nuevo. Ahora me siento como pez en el agua, creo que he nacido para ser blogueira, lo adoro. Me encanta la forma de comunicarte con gente que es afín a ti y que en la vida real tardarías meses en descubrir porque las conversaciones son mucho más superficiales. Me encanta poder opinar sin cortarme de las cosas que veo.
¿Qué te desespera?
¡Uf, tantas cosas! Me desespero un ratito cada día en mi blog indignándome ante las cosas que no entiendo. No me gusta la sociedad en la que vivo, la cuestiono muchísimo, a veces incluso me cuesta disfrutar de la felicidad que tengo cuando miro alrededor o recuerdo a quienes se mueren de hambre, a las mujeres maltratadas, las injusticias sociales. Me gustaría tener el poder de cambiar todo eso. No tenerlo me desespera.
¿Te han dicho alguna vez que eres desesperante?
No, ja ja ja, pero sí vehemente, apasionada y, debo confesarlo, ¡macarra! Ja ja ja ja.
La desesperanza, ¿te enerva o te da igual?
No entiendo esa palabra, ¿sabes?, jamás he sentido desesperanza, ni en los momentos más duros de mi vida. Siempre hay esperanza. Otra cosa es desesperarse.
En tu página hay bastantes posts escritos en color. El primero, por ejemplo, no puede leerse. ¿Es un truco, un juego, un reto o quizá un rasgo personal?
No, ja ja ja, es que mi página nació negra y jugaba con el color en los textos. No tiene un año el blog y su apariencia ha cambiado ya creo que cinco veces, ¡es parte de mi carácter! Gracias por recordármelo, un día que tenga tiempo debería ocuparme de modificar esos textos, ¡pero pensé que nadie los leía!
¿Qué buscas en él y qué te aporta el blog?
El blog es, sobre todo, un medio de expresión libre. En él busco un espacio ad hoc para volcar la rabia, la risa, la sorpresa, la esperanza, la desesperación, los enfados… Es mi casa, mi sitio, mi rincón favorito cuando tengo un momento libre ante el ordenador. Me ha aportado algo importantísimo: amigos. Sí, amigos, porque alguna de la gente que viene cada día a verme me parece más cercana que otra que tengo físicamente al lado.
A la vista de comentarios y respuestas, ¿cabe pensar que Una Mujer Desesperada va camino de convertirse en algo así como un blogochat?
Ja ja ja ja ja ja, es cierto que hay muchísimo debate, chistes, risas, comunicación, enfados, piques… A riesgo de pecar de falsa modestia, te diré que en la vida real provoco a mi alrededor algo parecido. El blog es una extensión de mi personalidad real, porque soy exactamente igual en la calle y en él. ¡Pero creo que sucede en la mayoría! El grupo en que me muevo está lleno de inquietudes, pasión, todos somos expansivos, intentamos entender el mundo y llenamos los blogs de comentarios. ¡Me encanta!
Comunicación, comunicación, comunicación… ¿tan desesperados estamos o es que tenemos necesidad de llamar la atención?
Yo soy comunicativa por naturaleza, tengo un carácter sociable y muy explosivo, tengo amigos, colegas, enemigos y hasta pareja y perras, ja ja ja. Pero las relaciones en el blog son distintas. Me fastidia la gente que cree que somos friquis, que no tenemos amigos y nos sentamos frente al ordenador a conocer gente. Yo tengo una vida “exterior” plena, pero el blog es diferente. Me gusta porque es distinto a todo. Conoces a la gente por dentro antes que por fuera, y esto es lo que me fascina. Que seamos tan sinceros con personas que no sabemos quiénes son. Creo que es una revolución de las relaciones personales.
¿El bloguero interactúa sólo donde y con quien puede?
Yo, desde luego, sí. A riesgo de parecer ahora radical, creo que tu blog es tu casa, y lo lógico es que entre quien tú quieres. No soporto a los trolls, pero siempre caigo en la trampa de contestarles e intentar razonar con ellos. Tampoco soporto a la gente maleducada. Me encanta debatir y discutir, de hecho muchas veces busco temas controvertidos porque me interesa muchísimo saber qué piensan los demás. Soy demasiado egocéntrica e intento corregirlo aprendiendo cómo piensa gente a la que respeto. Me jode, pero ¡no siempre tengo razón!
¿Te han propuesto citas o matrimonio por la bitácora?
Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja, ¡no!
¿Qué post destacarías de los que has escrito y por qué?
Creo que he escrito muchos malísimos, otros mediocres y hasta alguno bueno. Mi preferido es uno titulado Mujeres. Es corto, conciso, pero creo que conseguí transmitir, a tenor de los comentarios recibidos, lo que quería contar.
¿Te has arrepentido de alguno y lo has borrado?
Me arrepiento de muchos, ja ja ja, pero jamás los borro. Mis errores son parte de mí.
Tú también, como muchos blogueros, eres periodista. ¿Usas la bitácora como desintoxicante?
Bufff, qué te voy a contar, Guillermo, qué te voy a contar. Estoy tan desencantada con esta profesión, mejor dicho, con este oficio que escogí con diez años y en el que llevo casi dos décadas que no sabría por dónde empezar. Pero te digo con orgullo que yo nunca he perdido la dignidad y siempre he sido honesta con mis lectores.
En tu archivo hay más textos sobre animales que sobre periodismo, ¿te interesan más aquéllos?
¡No me había fijado! El periodismo me interesa, pero creo que tiendo a ser repetitiva con mis quejas, por eso evito hacerlas a menudo. Los animales me apasionan, no entiendo a la gente que los maltrata. Siempre que veo una noticia sobre esto tengo que contarlo y poner a caldo a quien lo hizo. Es superior a mí. Creo que quienes maltratan a niños y animales son las peores personas del mundo. Un adulto puede racionalizar el maltrato. Ellos no.
Doy por sentado que tienes mascotas, ¿alguna se llama Desesperada?
¡No! Pobrecita, ¡se reirían de ella!
Si fueses gata y hubieses consumido seis de tus siete vidas, ¿qué harías con la que te queda?
Viajar. Y amar muchísimo.
Acabas de cumplir 36 añitos, por lo que te felicito nuevamente; pero, además, te propongo un juego: cierra los ojos y formula un deseo.
…. …..
ya está. Lo guardaré para mí, ¡si no, no se cumple!

Una Mujer Desesperada
Su segundo post (el primero no puede leerse)
Su preferido

7 comentarios:

vitruvia dijo...

Bonita entrevista Migramundo, gracias por acercárnosla un poco más.

glauka dijo...

Me ha reconforatdo leer cosas de otro bloguera que creo compartimos casi todos en este medio: gracias por esta entrevista que nos hace más cercana a la "Mujer desesperada" que no conocía y que ahora me apetece concer.

Nacho dijo...

Muy buena entrevista. Me apunto al último comentario: me apetece conocer a esta "Mujer desesperada".

Saludos

Félix Soria dijo...

Gracias por ayudarnos a conocer un poco más a Desesperada. La entrevistada está a la altura de su blog, una singular mezcla de personalidad arrolladora y duda existencialista. Gracias a los dos, a ella y a ti, Guillermo.

Una mujer desesperada dijo...

hola! ja ja ja ja se me hace raro verme como entrevistada y la gente opinando sobre mi entrevista, ja ja ja mil gracias a todos, sobre todo a Guillermo, que me envió unas preguntas divertidísimas! bicos.

Mariano dijo...

Yo es que soy fan de desesperada, ya no de su blog, de ella misma sin conócerla, así que una entrevista como esta que nos ayuda a conocerla un poco más, es todo un lujazo.
Besos para el entrevistador y la entrevistada.

Guillermo Pardo dijo...

Esto va de gracias, que no de graciosos, aunque también. Gracias a vosotros por vuestras palabras de ánimo y a la entrevistada por su disposición y accesibilidad, virtud que a mi entender hace posible que el entrevistador logre mejores resultados y el lector pueda disfrutarlos. Gracias también a quienes me visitáis por primera vez, espero veros de nuevo, y abrazos para quienes compartís mi bitácora habitualmente porque es como si compartiésemos café y conversación de sobremesa. Buen domingo.