viernes, 27 de julio de 2007

Tíscar Lara: “Hay mucho de psicoanalítico en el acto de hacer público un diario privado”

Úbeda es ciudad jienense patrimonio universal, que es como decir de todos, tierra de olivares, monumentos renacentistas, tíscares y sabinas. De sabinas sabemos mucho, al menos de uno, pero de tíscares más bien poco. De eso va esta entrevista. De querer saber y aprender un poco más de Tíscar Lara, bloguera o bitacorera de postín y fina sensibilidad para la comunicación, el periodismo y la educación. Cuando ella nació, Sabina estaba todavía a verlas venir, pero cuando oficialmente se hizo mayor de edad el canalla de Joaquín trataba de seducirla (es un decir, claro) con sus físicas apariencias y sus químicas canciones. Pero eso es otra historia, que nos van a dar las diez y no quiero que nos pille la canción de las noches perdidas. Vayamos, pues, con Tíscar Lara, que es cosa de EntreBlogueros.

En lo que he visto de tu bitácora no hay chistes. ¿Podrías contarnos uno para romper el hielo?
Uno que me contaron anoche, aunque tira a tragicómico: ¿Qué opinión tienes de la ignorancia y la indiferencia? Ni lo sé, ni me importa.
Gracias. Veo que has pasado por Harvard. ¿Es verdad que las universidades norteamericanas tienen clubes de poetas muertos o es presunción cinematográfica?
La realidad no supera a la ficción. Hasta ahí puedo leer.
En Galicia, los albañiles que quieren ganar más se van a trabajar a las Canarias. ¿Has sentido la tentación de emigrar?
Varias veces y no tanto por ganar más dinero como por ganar en espacio, verde y cuidados maternos. Es que soy de pueblo ;-)
Sociedad de la información y sociedad del conocimiento. ¿Qué son y dónde estamos?
Intentando conocer qué es eso de la sociedad de la información. La sociedad de la información como la materia y la del conocimiento como el espíritu. Por un lado, los datos. Por otro, su procesamiento desde un sentido crítico y transformador. Me temo que aún estamos intentando superar brechas (sociales, económicas, formativas, etc.), mientras generamos otras que nos dificultan poder vivir de forma libre y responsable en este entorno tecnosocial.
A Sócrates se atribuye la máxima “Sólo sé que no sé nada”. ¿Hemos avanzado?
Hemos avanzado poco con respecto al pensamiento griego (en demasiadas ocasiones hemos retrocedido demasiado). Pero en este caso, la máxima de Sócrates no es un paso atrás, sino un estupendo punto de partida. El avance llega una vez que se interioriza ese juego de palabras. Reconocer que uno no sabe nada te obliga a querer aprender, a seguir creciendo desde la humildad intelectual.
En el oráculo de Delfos se lee: “Conócete a ti mismo”. ¿Nos han ayudado en ese sentido las aludidas sociedades?
Se ha discutido mucho sobre el “Conócete a ti mismo” en relación al “Cuidado de uno mismo”. En el caso concreto de los blogs, diría que estamos más en el conocimiento informal de uno mismo que en el cuidado. Hay mucho material psicoanalítico en el acto de hacer público un diario privado o de hacer privado un diario público. Mucho de confesión y de sobreexposición, de tecnología del yo en términos foucaultianos. Lo ideal sería que esta proyección pública sirviera como reflexión interior, como conocimiento propio y finalmente como cuidado de uno mismo.
Los alumnos en prácticas dicen que lo que estudian en las facultades de periodismo no tiene nada que ver con la realidad que se encuentran en las Redacciones de los medios. ¿Cuál es tu punto de vista?
Intentando huir de generalizaciones, creo que hay mucho por mejorar en los planes de estudio y en las formas de guiar el aprendizaje. No obstante, no creo que la universidad tenga que ser una fábrica de churros a imagen y semejanza de la industria. Estaríamos formando obreros en cadena y ese no es el objetivo. Es más importante que se utilice ese momento de la vida para aprender, pensar, discutir y adquirir criterio propio. Como alumna también he caído en ese discurso de valorar sólo la práctica y despreciar la teoría, pero con la distancia de los años y el ejercicio profesional te das cuenta de que lo importante es tener unos buenos cimientos conceptuales y que la teoría te puede servir como marco de adaptación para ir redefiniendo la práctica según se avanza. El reto está en diseñar buenas asignaturas teórico-prácticas, donde ambos campos no se den la espalda sino que de verdad se refuercen y reinterpreten entre sí. El problema es que son difíciles de articular y exigen más esfuerzo pedagógico. El profesor no debe ser sólo bueno en la teoría o en la práctica, sino en ambos terrenos. Necesitamos mayor hibridación también en el profesorado. Si no, va a ser difícil transmitir esa forma de trabajo a los estudiantes y futuros periodistas.
¿Concibes la bitácora como una extensión de tus clases o es ilusión mía?
Como una extensión o complemento no formal en todo caso. Mis posts no suelen ir ligados a una actividad concreta del aula, aunque sí puedan tener relación con los temas centrales que nos ocupan: periodismo, medios, comunicación audiovisual, educación…
¿Se desahogan tus alumnos enviándote comentarios anónimos?
¡Qué va, en absoluto! Al principio tuve ese temor, pero pronto me di cuenta de que son más inteligentes y tienen cosas mejores que hacer que perder su tiempo en algo tan absurdo. Muy al contrario, con muchos de ellos sigo manteniendo buena relación a través de nuestros respectivos blogs.
Si todo lo que nace muere, ¿cuál es la causa de la lenta muerte del periodismo tal y como lo conocemos?
Su propia dejación del deber de hacer buen periodismo. Las culpas hay que buscarlas en casa y no tanto en la amenaza de otros medios, como internet. Más que de una muerte, habrá que hablar de una evolución motivada en gran parte por la difusión de las nuevas tecnologías que vienen a canalizar viejas reivindicaciones de participación por parte de los ciudadanos. La diferencia es que ahora es posible y las instituciones periodísticas no tienen argumentos para ignorarlas. Todo esto del periodismo ciudadano interesa en cuanto que ayude a hacer mejor periodismo. Y éste no entiende de apellidos.
¿Tendremos facultades de bloguerismo algún día?
No le veo sentido. Necesitamos formación sólida en periodismo y esto implica explorar sus posibilidades en los medios y soportes disponibles a su alcance. Las fronteras clásicas se están desdibujando. En el entorno multimedia no cabe la hiperespecialización por soporte y lenguaje enfocada a un tipo de empresa periodística (prensa, radio, televisión).
Entremos en terreno trascendental. Supongamos que ganas el concurso “El bloguero impertinente” y te premian con un cameo. ¿Con quién te gustaría camear y por qué?
No entiendo bien la pregunta, pero asumiendo mi impertinencia, ¿el premio obliga a buscar a otro impertinente? No lo tengo por tal, pero si hablamos de cameo de cualquier tipo, con Javier Bardem, por ejemplo. Porque sí.
Esa ha sido fácil, de modo que te lo pondré más difícil. ¿Qué escena del cine de todos los tiempos te gustaría rodar si fueses actriz?
Cualquiera de los Monty Python. Podría exagerar a gusto y tendría la diversión asegurada. Por escoger una, la muerte con la guadaña en “El sentido de la vida”.
No hay mayor ni mejor máquina del tiempo que la mente humana. Aprieta el botón de retroceso y dime: ¿qué hecho histórico cambiarías?
Pues no sé. Como todo el mundo, supongo que cualquier tipo de guerra o desastre provocado por el ser deshumano. Soy malísima con las preguntas de favoritos, que si la mejor canción, la mejor película, el mejor libro, etc. En estas ocasiones siempre me digo que tengo que prepararme una lista de andar por casa, pero luego se me acaba olvidando.
A todos los entrevistados anteriores les he pedido, a modo de epílogo, un consejo para iniciados, pero contigo voy a cambiar de técnica. Llamémosla FotoBloguis. Cuéntanos, por favor, tu impresión fotográfica de los blogueros.
Una gran boticasfera. Gente con ganas de contar/vender algo y/o comunicarse con muy diversos objetivos: los hay que escriben para sí mismos, para sus colegas, para sus lectores, para el mundo mundial o para San Google; los hay que quieren ganar pasta, hacer amigos, encontrar un nuevo trabajo, lucir habilidades, aprender de otros o simplemente desahogarse. En este zoo hay mucho patito feo buscando estanques donde brillar como cisnes y mucho buitre oteando el pagerank. Hay de todo.

Imagen: Representación gráfica, en árabe, del antropónimo Tíscar
Tíscar Sobre la autora Su primer post El más comentado
Su preferido: todos Este, especialmente, me gusta a mí

6 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

ehhh javier bardem es mío, mi tesoro!!!! ja ja ja

intentersantísima entrevista, guillermo, comparto con esta profesora el mismo pesimismo sobre el futuro del buen pesimismo, creo que se impone un paseo por su blog! bicos. a los dos.

Guillermo Pardo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Me parece, además, que tiene las ideas muy claras en cuanto a las áreas que domina y una forma de entender la comunicación abierta y crítica que no deja indiferente. Saludos.

Félix Soria dijo...

Una vez más, Tíscar Lara demuestra que tiene la cabeza muy bien amueblada en la materia.
Gracias a la entrevistada y al entrevistador, leer y aprender no siempre van unidos, y en este "post" lo habéis logrado.

Tíscar dijo...

Ha sido un placer. Gracias por la entrevista y saludos a todos.

Guillermo Pardo dijo...

Gracias, Félix, por tus palabras de aliento, y a ti, Tíscar, por haberte dejado querer y que tu bitácora figure EntreBlogueros. Saludos.

Martín Bolívar dijo...

Una entrevista muy bien elaborada y unas respuestas llenas de lucidez, coherencia y sentido común que tanto se echan de menos. La entrevista cumple los objetivos del buen periodismo que también se echa de menos en los medios de información convencionales. El texto me ha enriquecido, he aprendido y me servido para confirmar teorías propias. En definitiva, como conclusión, he tenido la sensación de la importancia de leer blogs seleccionados y la impresión de haber aprendido bastante en el tiemppo que tardé en leer el comentario, que ya es bastante. Salu2.