martes, 4 de septiembre de 2007

¿Quién quiere ocupar el lugar de Simón?

Es agradable, tiene buena presencia, incluso podría ganarse la vida como modelo y, además, es joven.
Aparentemente, tiene toda una vida, quizá prometedora, por delante.
Se llama Simón. Disfruta de un techo bajo el que cobijarse, señal de que puede pagarlo. Tiene trabajo y facilidad para relacionarse con los demás, de hecho, recibe en casa, seguramente alquilada, un lujo que no está al alcance de cualquiera. Parece, incluso, un buen anfitrión.
A muchas personas que se quejan de lo que es y de lo que hace Simón les gustaría estar en su lugar si no fuese por dos inconvenientes: el primero salta a la vista nada más comenzar el vídeo, el segundo se da a conocer nada más terminar.

Imagen: "Vida", de Zé Guimaraes (obras expuestas en Meus Livros)

7 comentarios:

June Fernández dijo...

Los inmigrantes son una realidad dramática pero no la que más, porque quienes consiguen emigrar son los que tienen mayor preparación, capacidad o medios para hacerlo. Por otro lado, creo que la sociedad española tenemos que luchar contra ciertas cosas que hay que cambiar, como no poder ejercer el derecho a tener una vivienda digna. Que haya gente que está peor tiene que servir para que no nos quejemos de vicio, pero no para ser conformistas.

Por otro lado, esta gente del vídeo, sencilla, trabajadora y amable, me hace preguntarme de dónde leches han salido los estereotipos por los que los rumanos son uno de los colectivos de inmigrantes que más rechazo genera. Tal vez porque se les asocia a los gitanos. Está bien mostrar modelos de gente cercana, tan como nosotros, como los que aparecen en el vídeo.

En cuanto a los culebrones, a mi madre unos israelíes le explicaron que les encantan porque en su cultura predomina la dificultad para expresar sentimientos, y entonces flipan con tanta pasión y vehemencia. En mi viaje a Hungría me he dado cuenta de que se nos olvida el alcance de la cultura española y latina, está en todos lados.

Jluis dijo...

Si Guillermo, hay mucho de insatisfacción personal en la tendencia a satanizar al extraño.

Un abrazote.

Makiavelo dijo...

Hola Migra, June habla de los estereotipos que marcan a los rumanos.
Creo que el problema está en los medios de comunicación que publicitan al malo, al caco, al delincuente, y se olvidan del que se parte la boca trabajando, del que recoge muestra mierda para poder alimentar a su familia.

Un saludo.

entrenomadas dijo...

No sé pero no consigo ver el vídeo. Se corta todo el rato.
Lo intentaré de nuevo.

Marta

June Fernández dijo...

Ayer, justo después de escribir ese comentario, encendí la tele y me encontré con la imagen del rumano quemándose a lo bonzo. No sé a vosotros, pero a mí esa comparación me da mucho que pensar. Al estereotipo de malo, caco y delincuente que dice Makiavelo hay que sumar ahora el de pirado.

entrenomadas dijo...

Einstein dijo eso de "es más fácil deshacer un átomo que un prejuicio".
Pues eso.
Tremendo.

Guillermo Pardo dijo...

Salen a colación muchos temas en los comentarios, difícil de responder a todos ellos. En la cuestión de la discriminación de los rumanos veo dos cosas: la pobreza de muchos de los que llegan a España (por eso emigran) y su ascendencia gitana. Cualquiera de las dos son motivo más que suficiente para colgar sambenitos.
Por otra parte, los medios de comunicación, y esto ya lo hemos dicho muchas veces, reflejan lo que vende, y se vende porque se compra. Las imágenes del rumano que se quemó a lo bonzo dieron la vuelta al mundo, pero no sería así si le hubiese tocado la lotería.
Y también es cierto que hay mucha insatisfacción detrás de los actos xenófobos porque sólo un insatisfecho es capaz de comportarse con la ira y el desprecio que lo hacen.
Saludos y abrazos para todos.