miércoles, 9 de enero de 2008

España, ¿república monárquica?

"Tremendo decálogo" (diría un caribeño) el del filósofo Philip Pettit sobre su teoría del republicanismo ciudadano, con el que sintoniza Rodríguez Zapatero y cuyo programa político analiza, al parecer, con más rosas que aguijones. Decálogo que resume muy bien Casa das Letras con motivo de la publicación del libro Examen a Zapatero.
Llamo la atención sobre el punto 6: "El republicanismo contamporáneo es compatible con la monarquía, ha subrayado Pettit: Rousseau acertaba al decir que una monarquía en la que el Rey se somete a la ley y hay un Estado de Derecho debe ser llamada república".
Según esta teoría, España es una república monárquica (¿una monarquía republicana, quizá?), dos términos dispares, al menos hasta ahora, pues de lo contrario no se entendería que Carlos I Estuardo perdiese la cabeza por no acatar la república abanderada por Cromwell, o Luis XVI tuviese idéntico fin después del asalto a la Bastilla.
Si España es una república monárquica, muchos no se han dado cuenta o, simplemente, no lo aceptan por múltiples y extensos motivos, algunos ya implícitos en el propio decálogo, pese al sistema cuasi federal de comunidades autónomas y a juzgar por las quemas de fotos del rey y de banderas constitucionales.
Yo lo tengo claro: me interesa, como persona y como ciudadano, un país sano, en paz y democrático. La forma política del Estado, República o Monarquía Parlamentaria, me parece secundaria. Y hasta terciaria, si me apuran.

Entrevistas con Philip Pettit
Entrenómadas: De cumpleaños reales y democracias heridas
Una Mujer Desesperada: Generoso Juan Carlos

9 comentarios:

entrenomadas dijo...

No sé si agradecerte o enfadarme contigo por hacerme dudar. A mí me suena bien lo de la III, pero no le pongo demasiadas flores al asunto. La gente es como es, con república o monarquía. Pero te aseguro que lo que ya no soporto es la milonga monárquica. Tu post merece ser leído dos o tres veces. Al menos en mi caso.

Kisses

Félix Soria dijo...

Suscribo lo que dices, pero con un matiz: las Españas no serán una monarquía republicana en tanto no se suprima de la Constitución que el jefe de Estado (en este caso, el rey) no puede ser procesado. Cuando esto ocurra, sí cabrá hablar de monarquía republicana o de república coronada.

Desesperada dijo...

yo no estoy de acuerdo hoy, lo siento, guillermo. para mí sí es importante la diferencia entre República o Monarquía Parlamentaria!

fernando dijo...

En el fondo, da igual una que otra. Pero deberían darnos la oportunidad de elegirla. Hace 30 años se voto, por eso es hora de volver a pedir la opinión del pueblo.

un abrazo.

entrenomadas dijo...

Guillermo, ya me voy dando cuenta de esta aflicción tuya de pellizcarnos el cerebro. Bien, está bien
Me gusta la III, pero sigo pensando en tu post.

Kisses

MELISSA GONZÁLEZ dijo...

Muchas gracias por tu mensaje. Y sí, desgraciadamente tengo el blog un poco abandonado, pero, efectivamente, los primero es lo primero (y ahora mismo tengo muchos "primeros"), así que ahí quedará paradito un timepo más.
Con respecto a esta publicación tuya, yo nunca he entendido de política, pero esto de república monárquica, o monarquía republicana ¿no es un poco como lo que decían en el anuncio de aquel banco: "hipoteca remunerada"? No sé, pero con esa forma política tan moderna, debería estar todo el mundo contento, ¿no?
Bueno, no sé, es complicado. Yo me quedo con lo que dices al final, como persona y ciudadana, solo busco un país sano, en paz y democrático.
¡Un besiño, Guillermo!

Guillermo Pardo dijo...

De la duda surge la luz, Entrenómadas. Félix lo tiene más claro y yo suscribo su matiz.
Bienvenida, Melissa.
Gracias por vuestras aportaciones.

nieve dijo...

Pues a mi si me gustaría ver la III. No creo que el camino sea la quema de banderas ni de fotos y también soy una descreída en cuanto a que los políticos puedan abir una senda tranquila para llegar a ese punto. A fin de cuentas lo único que de verdad defienden son sus intereses particulares y el resto es pura demagogia. Coincido contigo en que como persona y ciudadana deseo un país sano, en paz y democrático y precisamente por eso, pq en democracia todos debemos participar en la formación de las instituciones, me gustarían dos cosas:

La primera, que realmente en la constitución fuesemos todos iguales, sin las salvedades de la institución monárquica.

La segunda, hacer una consulta al pueblo, a los ciudadanos, sobre si quieren o no la monarquía. Creo que esa sería una muy buena forma de terminar con todo tipo de debates. Se acataría el resultado de una votación. Nunca se ha votado la institución monárquica, nos la dieron hecha y es muy probable que en aquél entonces fuera bueno no agitar según que temas, pero creo que hemos alcanzado una madurez suficiente como para poder decidir si deseamos tener una república o una monarquía.

Un saludo

Guillermo Pardo dijo...

Las Constituciones, Nieve, son utópicas porque "garantizan" lo que no pueden. Responden a ideales más que realidades. Según ellas, todos deberíamos tener empleo, vivienda, cobertura sanitaria, etc. etc. Ya ves que no es así. Con todo, es mejor que no tenerla. En cuanto al referendo sobre la monarquía tienes razón: debería votarse, pero eso supone un riesgo para la propia monarquía que no está dispuesta a aceptar. De todos modos, no veo que en España haya un interés popular manifiesto.
Bienvenida y gracias por tu aportación.