martes, 8 de enero de 2008

Tres certezas y una duda

Parece que la noticia no es nueva, pero para mí como si lo fuese porque acabo de enterarme por esta información, de la que entresaco algunas perlas a modo de consejos para alcanzar Eldorado europeo:

:: Los cayucos son una buena solución para los hombres senegaleses que deseen alcanzar Europa.
:: En ningún caso debéis llevar vuestra documentación encima. ¡No ser identificable es la clave del éxito!.
:: Comeréis mejor que en Senegal, recibiréis atención médica, os alojarán gratuitamente e ¡incluso podréis llamar por teléfono!.
:: En España, los controles de identidad son escasos y el país ostenta el récord mundial de regularizaciones masivas.

Y algunos otras sobre cómo sacar partido de las “viejas guarras europeas”:
:: Cuando veas una solterona de más de 38 años, no dudes en piropear su físico.
:: Después de varios e-mails, las más tontas estarán dispuestas a mandaros dinero.

Esto y más puede leerse en este artículo, escrito en francés, alojado en esta web senegalesa, de supuestos interés turístico y al al parecer también cultural.
No sé si el autor de tamaña irresponsabilidad se jugó alguna vez la vida en una travesía marítima a bordo de una cáscara de nuez, pero de lo que estoy seguro es de que le importa un comino la suerte de quienes lo intentan.
De otra cosa estoy seguro: las mafias dedicadas a traficar con las vidas de los parias tienen en altavoces como ese un buen medio publicitario, una propaganda (¿gratuita?) que no debería caer en saco roto para seguir una pista policial que cortocircuite mensajes tan humanamente indignos como solidariamente indignantes.
Y de una tercera cuestión estoy también seguro: no me sentiría culpable de violar ningún derecho constitucional ajeno si este post contribuyese a erradicar de la Red propagandas turísticas tan tendenciosas y fatales en potencia.
Me asalta, sin embargo, una duda: ¿no os resulta el mensaje políticamente familiar?

7 comentarios:

Desesperada dijo...

joder. no se me ocurre otra palabra. alucino con el género humano.

me queda año y medio para los 38, tendré que guardarme de los piropos...

Jluis dijo...

Es tremendo Guillermo. El lado sucio del género humano es algo a lo que no acabo de acostumbrarme.

Nada dice esa web de aquellos que hacen el viaje con las piernas atadas al banco para que el miedo no les haga levantarse y volcar el cayuco. Nada dice de que las secuelas son las piernas amputadas una vez se llega a tierra.

Tampoco se dice nada del vivir con el miedo a ser expulsado, ni de las condiciones laborales que han de aceptar los irregulares...

Lo dicho... tremendo.

Una estupenda entrada Guillermo. Un abrazote.

Martín Bolívar dijo...

Un post que te ahoga el alma.

Alicia dijo...

Triste y revelador.
Pues a mi me quedan también unos tres años para los 38! joder, ya somos viejas!!!
La madre que los parió.
Que bonito lo ponen todo ante un drama que se juegan la vida y el sustento de los q dejan atrás.
Saludos..

Guillermo Pardo dijo...

Hay una perversión y una irresponsabilidad en ese artículo de la página senegalesa preocupantes, que además denota, como dice José Luis, el desconocimiento o la ocultación de un drama tremendo.
Gracias, compañeros. Un abrazo.

Julio Torres dijo...

¿Por que as autoridades dos países implicados non acaban todo isto? Xa sei son temas políticos e tal e tal. pero estamos falando de vidas humanas !!!!!!!!!!!!!!!!!

A solución claro que non é fácil, pero somos humanos ou so pensamos no poder e nos cartos??

brunoat dijo...

Impresionante, sencillamente impresionante. Se le caen a uno los esquemas al suelo cuando lee cosas asi.