viernes, 15 de febrero de 2008

Un día cualquiera

Para mí, el día de los enamorados empieza hoy.
Ayer fue día de compras, como otro cualquiera.

Poesía con música para todos vosotros

13 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

El amor no tiene fecha en el calendario, me parece que es una frase que suena por ahí. je :)

Alicia dijo...

Menudo invento y negocio lucrativo para las grandes superficies.-
El amor no tiene momento especial ni fecha en el calendario.
Un abrazo fraternal! jaja

Julio Torres dijo...

Toda a razón do mundo Guillermo. Non nos deixemos manipular polos intereses publicitarios. O amor é algo de tódolos días e non nos teñen que impoñer cando nin cómo....So faltaría

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Eifonso Lagares dijo...

Hay que amar los 365 días del año y sobre todo amar a todos los seres vivos.
Saludos

Desesperada dijo...

qué bonito, eifonso, qué bonito, en serio.

Desesperada dijo...

ay merda que puse eifonso jajajajaja, lo siento, guillermo, me traicionó mentalmente la conexión galaica!

Makiavelo dijo...

Qué imagen más bella, cuanta ternura y amor. Qué sabios los supuestos irracionales.
No me alcanzó para la compra, pero ella me entiende.

Saludos.

fernando dijo...

El día de san VAlentín es un invento para sacar dinero a los bobos.

un abrazo.

Guillermo Pardo dijo...

Tuve una novia que no entendía que no celebrásemos esa fecha. Se portaba como si que lo hiciésemos o no dependiese la calidad de nuestro supuesto amor. No duró, claro.
Gracias y amor para todos.

entrenomadas dijo...

Qué joya, me ha costado abrirlo pero qué joya. Uno de mis primeros libros, creo que el primero fue "La isla de los pingüinos". No era el más adecuado para la edad pero me lo leí y me fascinó. Desde entonces recopilo información sobre pingüinos. Manías que tiene una. Por eso esta joya de hoy tiene gran importancia para mí.
Vamos, que es sábado y oye, me ha alegrado el resto de la noche.
Y sobre San Valentín, mejor no coment.


Bicos y sws

Guillermo Pardo dijo...

Si te ha gustado ese fragmento, te encantará el vídeo completo: El viaje del emperador. Bicos.

June Fernández dijo...

He mantenido una relación de cuatro años que no me satisfacía plenamente celebrando San Valentín con exquisita puntualidad. Este año, más llena, enamorada e ilusionada que nunca con mi nueva pareja, no lo he celebrado. Paradojas de la vida. Igual es que, como tu dices, sin perder un día en compras tengo más tiempo para el amor.

De todas formas, no reniego de San Valentín, porque cualquier excusa para celebrar el amor me parece buena. Soy así de cursi.

Guillermo Pardo dijo...

June, las paradojas son un estímulo para la imaginación y, en efecto, cualquier excusa puede ser buena para celebrar el amor. Besos.