lunes, 16 de junio de 2008

El toro se divierte

Leyendo las crónicas taurinas se queda uno con la impresión de que está ante la Ilíada, y oyendo hablar a quienes les gusta el “arte” gestado sobre sangre y arena, que la guerra de Troya habría sido un divertimento infantil.
El lenguaje épico con que se engalanan las opiniones sobre las faenas taurinas es impensable en otro ámbito de la actividad social, ni siquiera en el literario, de lo que se desprende que no quedan “heroísmos” cantables más allá del ruedo. Incluso la intelligentsia rinde culto a la espada, contrasentido que haría palidecer a los racionalistas, convencidos de que el sufrimiento y el dolor son consecuencias que todo humano debe evitar.
El ídolo ya no es sólo hoy el individuo que se empasta los dientes con oro después de dar patadas a un balón ni la glamurosa individua que se turge las tetas con un trozo de plástico, sino el glorioso José Tomás ensangrentado tras una “heroica” faena como consecuencia de la cual las tablas del tendido se emocionan y las picas de los rejoneadores se dan un festín de sudor y sangre.
Viendo así las cosas, con tanta euforia y tronío, se puede esperar y hasta creer que el toro se divierte y emociona y hace valer sus derechos animales, ante las mismas puertas de Las Ventas, en una huelga de cuernos caídos presidida por un gran cartel en el que, con letras de grana y oro, se lee claramente: “¡Queremos que nos mate José Tomás!”.

10 comentarios:

entrenomadas dijo...

Soy nieta de una experta taurina. Las cosas que he oído decir sobre esa vergonzosa forma de matar toros es delirante.El lenguaje de los colegas de mi abuela era tan delirante como lo que hoy comentas. Como eso de llamarle "fiesta" al maltrato y asesinato de toros.
En fin... yo soy antitaurina al 100%, pero por desgracia vivo al lado de la plaza de toros de mi ciudad lo que me ha llevado en muchas ocasiones a desagradables encuentros.
El mundo de los toros es también cruel para los que no son figuras de esas matanzas, es denigrante, cruel, injusto y esclavista.
Al final de sus días mi abuela me confesó que reconocía que era un ambiente y una "fiesta" cruel.
Y ella sabía bien de lo que hablaba.

Pesada me pongo con esto, sorry.


M

Eifonso Lagares dijo...

No me gusta la llamada fiesta nacional, pero tampoco nunca había leído ni por encima las crónicas que estas últimas semanas le dedican todos los medios, alucino con lo que leo y en donde lo leo.
Me gusta esta entrada.
Un saludo

Julio Torres dijo...

Servidor é totalmente antitaurino. E chamarlle festa nacional é ir moi lonxe. Logo non me estraña que asocien ós españoles cos olés e demais, aínda que iso é o de menos, o de máis é o sufrimento dun toro. Unha agonía toureada e nunca mellor dito.

¿Quen son os animais o toureiro e os que o rodean ou o touro?

Hai formas e formas de matar un animal, pero marealo para logo matalo lentamente.....

Non lle desexo a ninguén o que non quero para min.

Un saúdo desde Sanxenxo, amigos

Aldabra dijo...

estoy en contra de las corridas de toros pero la valentía de Tomás es para quitarse el sombrero... hay que tener fe en algo para luchar a muerte.

bicos,
Aldabra

Mamen dijo...

Viendo el telediario, y en estos momentos pensando sólo en José Tomás, tenía que girar la cabeza por no ver ese "morbo" del macho ensangrentado, quieto, a la espera de la muerte de un toro. Mi hijo mayor (18) comentó ¿no se puede hacer algo para que este hombre no se intente suicidar?
Mientras haya gente que disfrute y se "ponga" con la sangre, poco podemos hacer... ¿girar la cabeza? Ya sé que es insuficiente.
Un saludo

June Fernández dijo...

Ser sadomasoquista no me parece valiente, me parece de enfermos. Y más enferma aún está esta sociedad, que encumbra a un hombre que se dedica a matar animales poniendo en riesgo su vida. Creo recordar que gana 400.000 euros por corrida (perdonadme si meto la pata, tengo mala memoria para los números). En fin, es un despropósito total y no entiendo a qué viene esta fiebre repentina.

Aldabra dijo...

con todos mis respetos para los que opináis así no lo considero suicidio... es algo más que eso, es luchar por una causa, la suya...

y que conste que me pareció terriblemente verlo en el telediario... tuve que torcer la cara... pero es su vida.

bicos,
Aldabra

La Roca de Benet dijo...

Desde los medios de comunicación se está dando demasiado protagonismo últimamente a Fútbol y Corridas de Toros. Que alguien pierda el tiempo viendo el fútbol es problema de cada uno. Que la gente pierda el tiempo vitoreando la tortura de un ser vivo es de miserables. Los medios de comunicación están siendo muy miserables, y las corridas de toros una fiesta de sádicos. Algún día esa "fiesta" estará prohibida como se prohibieron las matanzas de cristianos en la época romana.

Guillermo Pardo dijo...

Yo no sé si los toros se van a prohibir o no, pero lo que tengo claro es que no voy a consumir ese producto. Me sigue interesando, no obstante, el lenguaje que se emplea en ese mundillo, que se ha vuelto de un épico como hace tiempo, quizá medio siglo, no era.

Agradezco vuestras interesantes aportaciones. Saludos y un abrazo común.

Nanny Ogg dijo...

Yo últimamente no dejo de alucinar con el bombo que se le está dando a la supuesta fiesta nacional y, en especial, a este torero. Me pasma ver la cantidad de minutos que le dedican en los telediarios y otros programas televisivos y la cantidad de tinta que se gasta en los periódicos.

Yo estaba convencida de que el mundo de los toros iba de capa caída pero, lastimosamente, parece ser que estaba equivocada.

Besos