viernes, 21 de noviembre de 2008

Responsabilidad

Lo peor de los días internacionales de algo es que el día siguiente vuelve a ser como otro cualquiera. Un día en que los niños vuelven a ser esclavizados, las mujeres violadas y maltratadas y los hombres, asesinados.
No es verdad que el hombre sea el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. La verdad es que tropieza tres, cuatro, veinte y las que le echen. Lo cierto es que el hombre es hombre y punto. El animal, escarmienta.
Lo importante hoy del día a día es que nos sintamos moralmente obligados a que nuestros niños y jóvenes no tengan que celebrar mañana el día internacional de nada.
Es nuestra responsabilidad.

5 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

Es verdad, es cierto, que debemos seguir pensando en que todos los días del año deben estar dedicados a los niños.

Francisco O. Campillo dijo...

Comparto tu opinión... ¡Una vez más!
Un abrazo.

Eifonso Lagares dijo...

Guillermo una vez más, post breve pero lleno de verdades como puños. Ayer nos hemos unido por una buena causa que requiere no bajar la guardia ningún día del año.

Me gusta mucho la ilustración que acompaña el post.

Buen fin de semana. Un saludo

Manuel Ortiz dijo...

Hace mucho tiempo que no celebro el día internacional de nada. Ni de la madre, ni del niño, de la suegra. Me parece todo esto una historieta comercial o como de que quedar bien que me produce verdadera urticaria.

Guillermo Pardo dijo...

Ciertas celebraciones no son más que una excusa para hablar de algo. Para mí no tienen otro valor, que aprovecho cuando siento que tengo algo que decir.
Saludos y gracias a todos. Un abrazo.