domingo, 15 de febrero de 2009

Calma

Foto: Lara Jade

En el mundo interior donde anida la calma puede desatarse en cualquier momento un apocalipsis now criminal. Basta con que lo active la espoleta de la ira. Entonces es mejor resignarse a perder, porque no puede haber victoria segura frente a la determinación de una mirada desafiante.
La belleza no es un estado latente, sino una apariencia, un espejo; pero también un reflejo, otra apariencia que oculta una naturaleza insospechada.
En el mundo interior donde anida la calma también puede desatarse, en cualquier momento, la salvaje expresión del rencor. Entonces es mejor luchar. Para recuperar la calma.

Para saber (y ver más) sobre Lara Jade

4 comentarios:

entrenomadas dijo...

Los lugares donde anida la calma son etéreos, alados y delgados,muy, muy delgados.

Estupendas fotos.

+ kisses,

M

Aldabra dijo...

Si la foto es impresionante, el texto es escalofriante.

Es horrible imaginar todo lo que puede contener ese pozo tan negro que todos llevamos dentro. En mi pozo, concretamente, he hecho diversas y variadas prospecciones y aunque sé casi todo lo contiene, no dejo de sentir miedo.

biquiños.

Julio Torres dijo...

O ser humano, todo un misterio de sombras cal mito da caverna de Platón. Non todo é cómo se reflicte. A apariencia non é un dogma, nin tan sequera un significado, pero sí unha sombra de algo.

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Guillermo Pardo dijo...

No pretendía provocar escalofríos, ¡con el tiempo que hace!, pero sí jugar literariamente con la imagen. Pese a que creo que es una pose, me parece que también se presta a la imaginación, a la retórica de las palabras sin mayores pretensiones.

Creo que aínda non saímos da caverna, Julio.

Gracias a todos. Apertas.