domingo, 12 de junio de 2011

¿A quién le enviaba una rosa cada día Alberto Cortez?

Hace tiempo, en una reunión de amigos, alguien hizo una broma sobre una de las canciones que sonaban en la televisión del bar en que estábamos.
Alberto Cortez cantaba Te llegará una rosa cada día. Uno de mis acompañantes dijo algo acerca de lo mucho que debían ligar los artistas cantando temas como ese, y que a buen seguro derretirían muchos corazones.
Nunca llegamos a saber cuánto ligaba Alberto Cortez, pero sí a saber a quién estaba dedicada la canción y para quién era la rosa que enviaba cada día. En sus comienzos como cantante, vivía en un apartamento alquilado en Madrid, en compañía de su mujer, Renata Govaerts. Cuando le llegó el éxito, tuvo que viajar, pero no podía, por falta de dinero, hacerlo con ella. Así que cada vez que salía de viaje le pedía "al florista de la esquina" que le llevara todos los días, a las nueve de la mañana y mientras él estuviese ausente, una rosa a su mujer. "Parece una cursilería, pero ella se sentía muy acompañada, y guardaba cada una de esas rosas" hasta que él volvía a casa.
Lo cuenta el propio Alberto Cortez.

1 comentario:

Aldabra dijo...

Tuve la gran fortuna de escuchar a Alberto Cortez en directo en el Teatro Jofre (sin remodelar, el de verdad) de Ferrol. Decir que llenaba el escenario es poco. Sus canciones llegan de verdad al corazón. La historia de "Castillos en el aire" es la historia de cualquier vida ordinaria y oyéndola siempre siento que se me enciende una luz.

¡Un gran cantante y seguro que mejor persona!

La historia de la mujer... a mí me parece hermosa, nada de cursi... a pesar de los tiempos que corremos sigo creyendo en el amor y aunque sea la no sé cuánta vez que lo intento lo vivo como si fuera la primera.

biquiños,.