jueves, 11 de junio de 2009

Dinero por inmigrantes: a la UE no le importa

La visita de Gaddafi a Italia tiene un trasfondo que sólo se interpreta y reconoce más allá del formalismo oficial.
Libia es un país de enormes carencias en múltiples ámbitos que no han surgido de la nada ni se descubren ahora, por eso los acuerdos bilaterales para arreglar lo que no se ha querido arreglar en decenios suenan a simple tapadera de otra realidad que preocupa más aquí que allá: el respeto a los derechos de las personas.
Los 3.500 millones de euros que Berlusconi entrega a Gaddafi no van a tornar en riqueza la miseria de los libios, sino a perseguir, humillar, maltratar y encerrar en los oscuros centros de reclusión libios a miles de africanos para que no lleguen a Europa vía Italia. Lo dice la organización Human Rights Watch.
A la UE no parece importarle que uno de sus socios cambie dinero por inmigrantes.

4 comentarios:

JLuis dijo...

Si Guillermo, no puede extrañarnos mucho que esta mercantilizada y mercantilizadora Europa busque la solución a "el problema" pagando para que otros se lo quiten de encima.

Los derechos humanos, tan laureados aquí, solo se tienen en cuenta en la medida que alguien tenga la peregrina idea de denunciar que en allí, en Libia, brillan por su ausencia.

Eterna aprendiz dijo...

A la UE está claro que no le importa, ya demostró que hizo oídos sordos y miró para otro lado cuando la reciente ley contra la inmigración de Berlusconi. Lo peligroso de esa ley, es la invisibilidad de los hijos de los inmigrantes, no se registrarán, y ya sabemos lo que eso puede significar, todo menos nada bueno.
Y además esto repercute en los demás paises eurpeos porque se permite como algo normal y nada extraño que se extienda la misma ley. Parece mentira que esto pase en EU.

En el tema de Libia, lo que les espera a esas personas es horrible, pero por lo que vemos, tampoco importa.
La UE se está instalando en el todo vale. Increíble pero cierto!

Todo esto muy fuerte.

Guillermo Pardo dijo...

La verdad es que no me extraña, me molesta porque que afecta directamente como persona y como europeo. Eterna aprendiz profundiza en algunas cosas que son especialmente molestas y que me considero obligado moralmente a criticar.
Gracias por los comentarios.
Saludos.

Pablo dijo...

Es impresionante que un gobierno europeo quiera gestionar la situación de las personas migrantes con tanta falta de respeto por sus derechos humanos. En un artículo que leí hace poco (http://www.entreculturas.org/noticias/informe_frontera_sur) se explicaba que este tipo de prácticas, quizá menos descaradas, también las está haciendo el gobierno español en los países subsaharianos. Subvenciona los recursos y la formación necesarios para que los países de origen de los inmigrantes puedan detener el movimiento de personas y asegura la fidelidad de esos gobiernos con ayudas al desarrollo.

Además de extender de esta forma tan poco sutil la frontera de nuestro país hasta donde alcanzan nuestros recursos y nuestra diplomacia, ocurre que en esos países no siempre el inmigrante tiene los derechos básicos de atención e información que en principio les garantiza el gobierno español y supongo que el italiano. Es decir, se desentienden totalmente del problema y de las personas. Vergonzoso.

Un saludo,

Pablo.