viernes, 20 de febrero de 2009

Historias como las nuestras

Foto: Hussein Ahmad. Tomada de Uno de los nuestros

Vivimos a impulsos, como frágiles huellas digitales que caminando en el desierto buscamos lareiras máxicas de espiritualidad, hartos de política.
Deambulamos por barrios sin rosales y trazamos con lacerados lápices puntos suspensivos que acabarán transformándose en apuntes en el bolsillo de pobrecitos veedores.
Eso es lo que somos: pobrecitos sin diarios de hoy ni mañana, africanos europeos perdidos en el mundo sin más casa ni letras ni farrapos de gaita que el hueco de un ventano.
Buceamos, cual testigos accidentales, en soñadas islas, en viajes de vuelta y media perfilados en negro sobre blanco, sin tristes mangas verdes que madurar entre hojas de libros de notas.
Sin Castros ni Congos, pero con demasiados yoes, vivimos entre nómadas como si las historias de África no fuesen, en realidad, tan humanas como las nuestras.

18 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

Así somos. Tú lo has dicho.
Un abrazo... por supesto, solidario ;-)

entrenomadas dijo...

"como si las historias de África no fuesen, en realidad, tan humanas como las nuestras".

Me gusta mucho todo, en especial el final, es muy bello y acertadísimo.

Ya echaba yo de menos estas joyas con las que nos acostumbrabas los findes.

Gracias y besos,

M

Anónimo dijo...

Muy original y creativo.
Salud de un aludido.
Pierre Miró

Nacho de la Fuente dijo...

Guillermo, gracias por el enlace y por ese bello juego de links y palabras, especialmente por el acertado final. Un abrazo desde la mesa del fondo.

Manuel Ortiz dijo...

Gracias, Guillermo, todo un detallazo inesperado.

santi dijo...

Gracias Guillermo. Totalmente de acuerdo, aunque yo no pierdo la esperanza en la política. saludos

Rancilio dijo...

Como digo en un artículo de hoy mismo, lo que tu haces son blogrolls en prosa.

Alicia Mora dijo...

Muy chulo, si no recuerdo mal, el año pasado hiciste un post con nuestros enlaces.
La foto es...muy de lápices.
Besos

Aldabra dijo...

Es un texto estupendo, Guillermo, al margen del gesto añadido, tan entrañable (en lo que a mí respecta), que tienes con los que estamos ahí incluídos. No es fácil encadenar todas esas palabras y darles un significado tan profundo como el que tú le das.

Muchísimas gracias.

biquiños,

Elena dijo...

Gracias, Guillermo, es un enorme honor estar entre esos blogs mencionados y ser parte de un texto en prosa tan poético (¡con lo que me gusta a mí la prosa poética!).

Julio Torres dijo...

Moi bo o post Guillermo. Non se pode citar a tanta xente en tan poucas líneas. E que quede así de ben. Son engadiría unha cousa: ese migramundo no que lemos cousas tan reflexivas como necesarias.
Gracias por acordarse desta humilide lareira máxica. É todo un auténtico honor.

Un saúdo, compañeiro

Julio Torres dijo...

Por certo, que se me olvidaba, unha bela foto, con maiúsculas. Unha mirada, uns ollos, unha mirada que pode significar un sinfín de cousas. E é que ás veces sen palabras podemos comunicar MOITO.

Luis Pousa dijo...

Gracias, amigo. Un honor aparecer en este hermoso post. Lo has bordado.Un fuerte abrazo

qaesar dijo...

A veces es muy saludable mirarse un poquito el ombligo, aunque sea de reojo...

Y para mirármelo dos veces, me lo llevo al ventano.

Bss

Espiritualidad y Política dijo...

Simplemente gracias,

un abrazo de Cristóbal

JLuis dijo...

mmmm.... cuanto me gusta cuando esta, tu casa, se desborda a borbotones de generosidad y buen hacer.

Gracias y un abrzo

Pd: me encanta lo de "pero con demasiados yoes"

Guillermo Pardo dijo...

Para mí es una diversión hacer estas cosas. Este no me ha llevado demasiado tiempo, en realidad lo compuse en poco más de media hora. Fue fácil. Vino solo. Pero desengañaos, rara vez es así. Ya me gustaría hacerlos más a menudo. Por otra parte soy yo quien debe esta agradecido. Sin la inspiración de vuestros blogs no sería posible ese texto al menos.

Gracias a todos. Abrazo y beso colectivo.

Tía Doc dijo...

Me encantó, sencillamente, eso.

Un saludo.
Tía Doc.-