viernes, 3 de abril de 2009

Italia se prepara para inmolarse

Italia parce haber entrado en una escalada xenófoba y segregacionista de consecuencias imprevisibles.
A la ley que tipifica la inmigración irregular como delito y a la creación de comisarías específicas para controlar a los inmigrantes gitanos del Este europeo, entre otras medidas "disuasorias" del Gobierno Berlusconi, se une ahora la decisión del Ayuntamiento de Foggia de crear, a partir del próximo lunes, una línea de autobuses de uso exclusivo para extranjeros y otra para italianos. El alcalde de Foggia, de centroizquierda, asegura que la medida pretende dar "un mejor servicio a los inmigrantes", que podrán "viajar libremente en el autobús que elijan".
En Italia parecen empeñados en culpar a los demás de su incapacidad para encontrar vías de diálogo con quienes proceden del exterior, entre los que, por supuesto, hay ovejas negras, como en todo colectivo humano... incluido el italiano.
El Gobierno Berlusconi no sólo no se esfuerza por buscar soluciones, sino que echa gasolina a un fuego que la Unión Europea, tan preocupada por los derechos humanos allende sus fronteras, ignora con escandaloso cinismo.
Me temo que no tardaremos en ver en Italia imágenes como las que vimos en Francia. Lo malo es que servirán para respaldar los argumentos de los patriotas incendiarios.

4 comentarios:

Juan dijo...

Increíble pero cierto. Esperemos que el fuego no se extienda.

Aldabra dijo...

Acabaremos por extinguirnos, es lo que nos merecemos... ¡que pena de humanidad!

biquiños y buen finde.

Te dejo esta bonita canción que me envió un amigo, no sé lo que hay de verdad en ello:

"Parece ser que unos tipos han recorrido el mundo grabando a músicos callejeros diferentes versiones de la misma canción: “Stand by me”, aquella que cantara Ben E. King.

Con lo que grabaron han hecho una mezcla en la que han fundido parte de lo que grabó cada uno. Y el resultado es precioso.

Hay aquí músicos de Santa Mónica, California; de Nueva Orleáns, Louisiana; de Ámsterdam; un grupo de percusionistas indios americanos de Nuevo Méjico; un violonchelista ruso; un coro de mujeres sudafricanas… y más gente de Barcelona, Caracas, Congo y Río de Janeiro. Repito, todos son músicos callejeros.

Actos como éste dan la esperanza necesaria para creer que otro mundo es posible."

http://www.youtube. com/v/Us- TVg40ExM&hl=es&fs=1

Guillermo Pardo dijo...

Juan: Y no nos quememos. Saludos

Aldabra: Muy bonito tu regalo. Me gusta mucho. Gracias. Besos.

Tercera Opinión dijo...

Berlusconi ha sido capaz de demostrar lo que algunos ya sospechábamos: para ir al Parlamento Europeo -y en general para ser político- sirve cualquiera.

Te invito a ver mi artículo: El talón de Aquiles de la democracia.
http://www.terceraopinion.net/2009/04/26/talon-aquiles-democracia/

Un saludo.