lunes, 13 de julio de 2009

Demasiados puntos G

Las mujeres tienen en la zona genital un punto llamado de Gräfenberg, en honor a su descubridor, al que para abreviar llamamos G y que, según parece, produce múltiples sensaciones placenteras. Podemos deducir, pues, que a más puntos G, más placer.
El mundo, nuestro mundo, tiene muchos puntos G y, sin embargo, no nos producen orgasmos, sino desesperanza, desolación, frustración y otras sensaciones no placenteras. ¿Ejemplos? Demasiados. Veamos:

Tenemos un punto G-4 que quiere estar en todas las fiestukis, un G-5 que aspira a ser invitado a las más importantes, un G-6 que puede organizar las más concurridas, un G-7 que necesitaba un local más grande y pasó a llamarse G-8, un G-15 tan selecto que se reserva el derecho de admisión, y un G-20 que va camino de convertirse en bacanal. A esos, y para que no falte espectáculo, podemos añadir el G-14, es decir, el de los futbiclubes (con perdón).
Mientras tanto, en un rincón de la gran sala se ha quedado, compungido y sin nadie que lo acaricie, el punto G universal, ese que, vistas las faenas que le hacen los anteriores, los onanistas, parece estar situado en el polo opuesto de donde tienen las mujeres el suyo.

7 comentarios:

Félix Soria dijo...

¡Eres genial!... Lo eres a veces, se entiende. Si siempre fueras un genio serías un "plasta" insoportable y estéril, además de que correrías grave riesgo de perder contacto con la realidad.
En fin, sólo quiero expresar que este "post" es de una maestría incomensurable.
Razonar y hacerlo de forma que el "bucle" del planteamiento sea fácil y "vulgarmente" inteligible está al alcance de pocos.
El mundo del saber y el saber mismo avanzan en proporción directa a la capacidad didáctica y proactiva que desarrolla el sector inteligente de la sociedad (que está constituido por las personas que "pierden el tiempo" en pensar).
Un abrazo y, por favor, no dejes de pensar.

A Lareira Máxica dijo...

Grandiosa Guillermo (doble G, por certo) o teu inxenio. Como aquela entrevista que non olvido a un punto G do humor Groucho Marx. Está claro que hai que tomarse certas cousas con humor, sobre todo se teñen que ver con política.

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Julio T.

entrenomadas dijo...

Muy bueno, estupendo GPS para buscar y encontrar puntos G mundiales.
Me guardo el texto con todos sus localizaciones del punto G.

Kisses,


Marta

Aldabra dijo...

todo el artículo me parece buenísimo pero me encanta (tal vez porque es lo más poético)"Mientras tanto, en un rincón de la gran sala se ha quedado compungido y sin nadie que lo acaricie..."

¡¡pobre!!


biquiños,

Lectora veraz dijo...

Te encuentro muy pardo, Guillermo.

Guillermo Pardo dijo...

Félix: Te libras de que no siempre soy un "genio", porque de lo contrario sé que me soportarías. Tienes esa grandeza. Gracias, porque sé que no escribes gratuitamente. Apertas.

Lareira: Gustaríame dedicarlle tempo a preparar entrevistas ficticias coma esa que lembras. Teño no miolo unha con Woody Allen. A teima é que aínda está vivo e temo que aos seus representantes non lles guste. Xa veremos, pero non cae en saco roto a túa lembranza. Apertas.

Marta: Sé que lo has enlazado, cosa que agradezco. Como tus elogios y tus kises.

Aldabra: Tu concepto de la ternura es elevado. Eso está bien,incluso en este caso concreto. Besos.

Gracias a todos por vuestras visitas y comentarios.

Juan dijo...

Impresionantemente G.
Gracias.