lunes, 16 de noviembre de 2009

¿Cuánto cuesta un sueño?

Foto tomada de elfaroceutamelilla.es

Para la mayoría de nosotros, los sueños no tienen precio. Pero, ¿por qué? ¿Son realmente evaluables las cosas que soñamos? Entonces, ¿por qué afirmamos?: "Daría cualquier cosa por...". Si fuese posible, ¿qué estaríamos dispuestos a dar?
Los necesitados, entre ellos los inmigrantes, lo tienen más claro, en mi opinión. Muchos dan su vida, de ella, la gran mayoría renuncian a lo poco que tienen, todos están dispuestos a dar algo a cambio de cumplir su sueño.
Bright Godtime dio sus piernas.

4 comentarios:

Julio Torres dijo...

O precio dun soño non ten valor. Ou polo menos de momento!!!! Que non cambie. Soñar é gratuíto. As ilusións non sempre se cumpren, pero alimentan esperanzas.

Iso si, facer realidade soños pode ter un custe, que non sempre será xusto. A xente que axuda a que se fagan realidade, sen esperar nada a cambio, son unha especie en vías de extinción e son as verdadeiras acreedoras de premios e distincións que, nembargantes, van a persoeiros que non contribúen senón a realzar o nome deses premios e distincións en lugar de ensalzar o esforzo humanitario de xente anónima cun gran espíritu altruísta.

Un saúdo, amigo. Alégrome de voltar a lerte. Sempre é un pracer.

Carpe Diem

Julio Torres
A.L.M.

Elena dijo...

Sus piernas, su vida... sí, dan demasiado y todo por un sueño etéreo que muchas veces no les dará jamás la felicidad. Qué mundo este.

Aldabra dijo...

a veces más que un sueño es su única esperanza.

biquiños,

Guillermo Pardo dijo...

Gracias, Julio, alédame volver a verte por aquí. Apertas.

Elena: Creo, también, que ese sueño no les depara muchas satisfacciones. Besos.