viernes, 20 de noviembre de 2009

Todos somos niños

Los delitos contra la infancia son cada vez más numerosos en todo el mundo, pese a los esfuerzos de organizaciones internacionales por evitarlos y, cuando menos, reducirlos.
Un ejemplo claro de ese incremento son los que se cometen a través de Internet, que sólo en España se han multiplicado por diez entre el 2004 y el 2008. Pero no son delitos cualquiera, no les quitan el chocolate a los niños, sino algo mucho más grave: su intimidad, su honor y su estima. Los delincuentes se valen del engaño y de la candidez infantil para lograr su principal objetivo: el abuso sexual, con el que satisfacen sus más impíos instintos y con el que, en muchos casos, comercian a través de la Red.
Para concienciarnos sobre esa realidad, Nacho de la Fuente y Paco Sánchez pusieron en marcha el año pasado una campaña contra la "pornografía infantil", que este año, como entonces, se repite con notable éxito. Ahí estamos.
Ojalá hubiese forma de hacer entender a esos "obsexos" que ellos también fueron niños un día, niños que probablemente sufrieron las mismas consecuencias que ellos hacen ahora sufrir a otros, que a su vez someterán a otros más el día de mañana. Y así sucesivamente, como una cadena inagotable de indignidad y crueldad.
Ojalá los "obsexos", en un arrebato de arrepentimiento, de misericordia, de piedad, de compasión, de empatía, de infantil generosidad, se autoinmolasen, se autodenunciasen y autodesapareciesen de la escena. Mientras tanto, nuestra obligación moral es denunciar sus ignominiosos actos.
Por ellos y porque, de una forma u otra, todos somos niños.

Puedes denunciar los delitos contra la infancia en:
- Teléfono de la Policía : 902 102 112.
- Web de la Guardia Civil, Grupo Delitos Telemáticos Unidad Central Operativa.
- Página web de Pedofilia No.
- Página web de la Asociación Protégeles.
- Página web de la Asociación contra la Pornografía Infantil.

Textos relacionados:
Im-Pulso: Más de cinco millones de webs con porno infantil
Congo y yo: LoLiTa
Jack Daniel's Blog: ¡Fuera pedófilos de la Red!
Marcelino Madrigal Blog: La cara oscura de las redes sociales
Islas Cíes Blog: Pornografía infantil, no
JRMora: Contra la pornografía infantil
La regla de William: 5 niños para 5 milagros

2 comentarios:

Nacho de la Fuente dijo...

Muchas gracias Guillermo!

June Fernández dijo...

No termino de entender el tema de la pedofilia pero creo que urge analizarlo con perspectiva de género (masculina). Las mujeres pedófilas son una minoría, y supongo que todo hombre se negaría a aceptar que la población masculina es por naturaleza más tendente a tamaña depravación, por lo que tenemos que averiguar qué elementos de la socialización sexista desencadenan la pedofilia. ¿Es sólo la necesidad de ejercer poder sobre? Me faltan claves pero creo que ese es el camino